Mes: julio 2010

OBRA COMPLETA DE SLICTIK I


SLICTIK

OBRA COMPLETA

POR ORDEN

ALFABÉTICO

 

ADALGISA,
PITONISA PARA TODO-BIOGRAFÍA

Adalgisa, pitonisa para todo

NOTA: Creé a Adalgisa para burlarme de todo este mundo surrealista de la videncia, en un principio fue un personaje que pretendía parodiar a las pitonisas televisivas y telefónicas que nos adivinan el futuro por dos duros… bueno, un poco más. Pero luego le tomé un afecto entrañable al personaje, al que fui utilizando para desarrollar con humor cierta etapa juvenil en la que me dedicaba a la astrología, el tarot, el I Ching y todo lo que se terciara. Ello con el objeto sibilino de seducir a chicas, parece que más propicias a estos temas que los “machos” de pelo en pecho. Esto no es totalmente cierto como diría Maribél, la top modél, otro de mis personajes, si apareciera ahora. Debo decir que algo de éxito si tuve puesto que eché el tarot a Conchi, la que hoy es mi mujer, anunciándole la aparición en su vida de un príncipe azul, lo que no le dije es que sería gordo, como así fue.
Como pueden ver de nuevo aparece la figura del narrador que tanta importancia tiene en la biografía de todos mis personajes humorísticos. No sucede así con todos (por ejemplo el telépata loco va narrando su vida a través de cartas mentales) y hay otros muchos que utilizan otros trucos y técnicas diferentes, pero esto del narrador cínico que va a hacer sangre a su biografiado es algo que “me pone” como dice ahora Antena 3.
Con el tiempo les haré llegar algunos de sus estudios astrológicos sobre todos los signos del zodiaco y otras muchas cosas de esta pitonisa insaciable. ¡Quién la iba a decir que un día no muy lejano un astrólogo con ganas de dar la murga descubriría que no son doce signos, sino trece! Escogí la imagen de la negrita zumbona de “Lo que el viento se llevó” porque me pareció una imagen adecuada de Adalgisa, aunque estuve dudando mucho tiempo sobre el color de su piel, su raza, su edad, sus encantos físicos, su… No lo tenía nada claro, y aún ahora tampoco he llegado a una conclusión definitiva. No obstante la imagen de “la zeñolita Ezcal-lata” sigue siendo la que más me gusta de Adalgisa.

ADALGISA, PITONISA PARA TODO.

HISTORIA NARRADA POR EL DETECTIVE ANONIMO QUE TIENE A SU SERVICIO.

Fui contratado por este portento hace ya algunos años, cuando sus predicciones comenzaron a fallar. Me paga bien, me divierte el trabajo y tengo una patrona que no me merezco. ¿Qué más puedo pedir?

Adalgisa es una mujer en la cincuentena. Se ha cuidado mucho, por eso parece más joven de lo que sin duda nos diría su D.N.I. si estuviera a nuestro alcance. Ultimamente la noto un poco rara, tiene reacciones que yo achaco a la menopausia aunque me guardo mucho de mencionárselo. Nadie tiene la culpa de las etapas que la naturaleza nos obliga a vivir y Adalgisa menos que nadie. Es una mujer amable, generosa y bien dotada para el amor. Esto último lo sé muy bien, no en vano llevo algunos años amancebado con ella, como se decía antes, o siendo pareja de hecho, como se dice ahora.

Sus dotes de vidente la vedaron el matrimonio. Era capaz de ver su relación con el pretendiente de turno de aquí a veinte años vista. Demasiado tiempo para que decidiera arriesgare a contraer vínculo. Tuvo sus amantes ocasionales, hasta que yo entré en su vida. A pesar de sus esfuerzos no podía ver nada sobre mí en su bola de cristal; las cartas no decían gran cosa, el I Ching era desconcertante y los astros no sabían qué hacer conmigo. Ese cúmulo de circunstancias la decicieron a liarse la manta a la cabeza y proponerme sexo. También ayudó algo mi cuerpo serrano. Pero no voy a darles detalles de mi anatomía, ni siquiera les diré mi edad aproximada. Recuerden que soy anónimo.

Para sus consultas acostumbra a llevar un vestido azul-cielo, con estrellas, astros, conjunciones, la estrella salomónica de cinco puntas y un compás y una plomada (nunca me ha dicho si pertenece o no a la masonería). Para obtener sus predicciones utiliza la bola de cristal, el tarot de Marsella, el I Ching, hace cartas astrales, lee los posos del café o del té, echa las tabas, interpreta los sueños o cualquier cosa que se les ocurra. La videncia no es una ciencia exacta. Ha tenido etapas y etapas. Hace unos años atravesó su desierto particular. Fue entonces cuando buscó en las páginas amarillas el nombre de un detective que no le diera mal fario. Yo acepté el trabajo como uno más, ni más raro ni más difícil que los otros. La misión que me encomendó fue la de obtener todos los datos posibles de sus clientes habituales y hacer encuestas por la calle para saber qué pensaba la gente de la astrología y otras artes adivinatorias. Recuerdo como algo muy divertido el obtener características de los signos astrológicos preguntando por la calle de qué signo eran los viandantes. Me pasó de todo, hasta cosas buenas.

Si me permiten ustedes voy a sacar a la luz, con permiso de Adalgisa, sus estudios juveniles sobre los diferentes signos astrólogicos. En ellos se nota la rebeldía juvenil que la embargaba por entonces y un ligero mal café, tal vez causado por sus dificultades para obtener empleo. Se dijo que si otros vivían de esto por qué razón no iba a poder hacerlo ella. Se pasó una temporadita hincando los codos y luego se anunció en la prensa. Un poco de parafernalia, mucha psicología y su don de gentes la auparon al carro del triunfo. Todo le fue bien hasta que apareció el desierto y entonces echó mano de este detective. Nos comprendimos a primera vista, nos caímos bien en cuanto nos sentamos en el sofá de su casa y nos amamos a los pocos días. ¿Hay algún mal en ello?. Conmigo no le funcionan las previsiones, pero he sido testigo de aciertos que han puesto lividez en rostros más duros que el cemento. Ni creo ni dejo de creer, tan solo ayuda a mi señora. Aunque sus estudios astrológicos pueden levantar ampollas, a mí no me ofenden y hasta pueden resultar divertidos. Al fin y al cabo eso es lo importante en la vida, pasarlo bien. ¿O no? Permítanme que empiece por mi signo astrológico, tauro. Algunas características coinciden plenamente. Otras no mucho, pero es que están los ascendentes, las casas, las conjunciones, las cuadraturas y otros matices que modifican mucho el signo puro.

 

LOS ARIES

Adalgisa ya está instalada como una reina en el antigua despacho de los bróker. En la torre de Babel se han ido produciendo sustanciosos cambios, pero no es este el momento de describirlos.

Slictik ha entrado, como todos los meses, en el despacho de Adalgisa y ésta, en cuanto lo ve, cambia la expresión de su rostro hacia un enfurruñamiento de gatita dispuesta a arañar. Ya ha olvidado cómo le acarició la nuca y le rascó la espalda. Un mes es mucho tiempo para recordar detalles tan nimios.

Slictik le habla de que necesita urgentemente un estudio sobre los aires. Pronto será el cumpleaños de la hija de un buen amigo y necesitará ese estudio, enmarcado, para regalo. Adalgisa no necesita más datos. Sabe de quién se trata. Una niña realmente encantadora, que responde, cuando responde, al nombre de Sara. Será un placer contribuir a su regalo de cumpleaños. Pero no se lo dice así a Slictik.

-Estoy muy ocupada con la decoración del despacho. Cuando lo tenga le llamaré para que pase a recogerlo.

-Es que tengo estropeado el móvil.

-Pues que Carl Future le de uno de los suyos, de última generación.

-Es que está muy ocupado con la seguridad de la torre de Babel.

-Pues haga lo que quiera, pero váyase de aquí y cierre la puerta al salir.

Adalgisa ha chillado, toda despendolada. Slictik sabe que lo mejor que puede hacer es salir corriendo y cerrar la puerta de golpe. Y eso hace.

Apenas se queda sola Adalgisa comienza a trabajar mirando una fotografía de Sara en una competición de gimnasia rítmica, un regalo que le hiciera hace tiempo y que ablandó su corazón de madraza.

 

LOS ARIES

 

Sol en este signo del 21 de marzo al 20 de abril. Más o menos.

 

Signo masculino. Fuego.  Planeta regente Marte. Palabras clave: afirmación, impaciencia.

 

EL MITO

Frixo, hijo de Netele, falsamente acusado del rapto de Bladice, fue condenado a muerte, siendo rescatado por un carnero de oro, a cuyos lomos escapó junto con su hermana Hele. Su hermana, mareada, cayó, pero él se puso a salvo. Luego sacrificó el carnero a Zeus, que puso su imagen en el firmamente.

RASGOS POSITIVOS

Espíritu aventurero e iniciador, emprendedor, directo en su trato, muy enérgico, odia las restricciones y ama la libertad.

 

RASGOS NEGATIVOS

Egoísta, tendencia a ponerse siempre en primer lugar. Brusco, impulsivo, agresivo, satírico, vivo de genio e impaciente, todo lo quiere ya.

Adalgisa sonríe. Por lo que le ha contado el padre de Sara la niña es clavadita, un aries casi puro. Luego le ha hecho una consulta astrológica: ¿Cómo es posible que mi familia esté desmangada? Cada uno va a lo suyo, cada uno tiene sus gustos y le disgustan los gustos de los demás… Una vez enterada de los signos de cada componente de la unidad familiar la respuesta vio la luz por sí misma. Resulta que el paterfamilias creía que Aries era un signo de tierra, por eso de los cuernos, por eso no le encajaba el comportamiento de su hija Sara. Una vez sabido que era signo de fuego todo empezó a encajar como en un puzle. La esposa es agua, el marido es tierra, el hijo mayor es aire y la hija menor es fuego. Todos los elementos unidos en un cóctel explosivo. No me extraña que el padre de Sara piense que su familia anda desmangada y sin norte.

CARÁCTER

 

Entusiasta, generoso, vital… y muy competitivo, según el papá de Sara, que piensa que si todos los aries son así más vale que en cada comunidad haya solo uno o la competencia acabará en sangre. Curiosamente la mamá del papá de Sara, o sea, la abuela paterna de Sara, también era Aries y si bien siempre estaba pensando en hacer cosas, no era ni remotamente como Sara. Ahora el papá de Sara entiende por qué se llevaba tan mal con su mama. El fuego quemaba la tierra. Él pensaba que tierra con tierra, lo mismo que pan con pan, puede ser comida de tontos, pero bastante inocua.

Son intuitivos y rápidos, captan en un primer vistazo lo esencial de una situación… Pero ojo, también pueden ser muy rápidos en ofender, mismamente como el fuego que te quema un dedo antes de darte cuenta de que lo tienes cerca.

Los aries son poco pacientes. Díganles que se lo tomen con calma, que mañana será otro día, que si hoy no han quedado primero mañana tal vez lo consigan… (¡igualica, igualica que mi encantadora hijita, dice el papá de Sara).

Eso sí, puede aguantar carros y carretas, mientras piense que de esta forma logrará lo que busca. Pero tan pronto se convenza de que la meta no está a su alcance dejará de soportar y se irá con la música a otra parte.

Su carácter es contradictorio. Lo mismo puede lograr fácilmente una medalla al valor que convertirse en el conductor más descuidado y peligroso del barrio.

¡Igualica, igualica que mi encantadora retoñita!  Dice el padre de Sara, pero se adelanta un poco, porque la niña aún no tiene el carnet de conducir.

Su despiste congénito le lleva a quemarse o cortarse con facilidad. Le suele doler la cabeza y no quiere darse cuenta de que el fuego de su signo necesita reposo, un poco de agua (contacto con signo de agua, en el caso de Sara tiene suerte porque su mamá es agua) y tomarselo todo con más calma. Nada de ser el primero en clase, en la competición, en casa, en el barrio, en la ciudad, en al país, en el planeta… Los segundos también van al cielo, dice el papá de Sara.

 

¡Igualica, igualica que mi encantadora Sarita!

 

Ya completaremos el signo en otro momento, porque Adalgisa le está tomando tirria al papá de Sara. Para ella es una niña encantadora y basta.

 

MENTE

 

La mente del aries es todo menos rutinaria. Un signo de fuego no se adapta bien a la monotonía. Se trata de una mente potente, viva, original, que ningún barrote puede mantener en una celda cuadriculada.

Es un ingenio rápido, vivaz, pronto a la ironía y a ver las cosas desde nuevas perspectivas. El humor es un terreno abonado para él, aunque a algunos les cueste un poco verso como humoristas. Suele animar las reuniones de amigos y su chispa es siempre bienvenida.

La rapidez mental tiene también su lado negativo. Le resulta difícil mantenerse en un terreno y explorarlo a fondo. Le gusta más el salto de acá para allá. Sus pensamientos no suelen seguir una línea recta ni lógica. A veces esta irregularidad le hace complicado de entender.

RELACIONES SENTIMENTALES Y MENOS SENTIMENTALES

Los signos de fuego suelen tener una sexualidad potente, expresada con naturalidad. Las relaciones de pareja, como ocurre en los signos de fuego, suelen ser apasionadas y hasta románticas, pero suelen necesitar un equilibrio que les puede dar otro signo más atemperador.

En cuanto a las relaciones con otras personas deben atenerse al esquema básico: fuego con fuego incendio seguro; fuego con agua poca estabilidad, o el fuego calienta el agua o el agua apaga el fuego, encontrar el punto justo es todo un problema; fuego con aire se activa aún más el fuego y el aire puede llevarlo de acá para allá, según la dirección en la que sople. La relación fuego-aire es compleja y ambos intentarán dominar al otro. Fuego con tierra alcanza con facilidad un buen equilibrio, claro que para eso el fuego debe contenerse un poco y la tierra tiene que saber cuándo echar leña verde al fuego, para que se ralentice y cuándo leña seca, para que se avive.

PROFESIONES

Psicólogo o psiquiatra, mecánico, deportista profesional.

No le van los trabajos lentos, burocráticos. Es buen ingeniero por su mente original y deportista por su potencia vital. En cuanto a las profesiones de observar al prójimo siempre descubrirá aspectos nuevos que a los demás se les pasan por alto, de ahí su buena predisposición para la psicología.

Su necesidad de dar cauce a su potencia física le llevarán hacia deportes fuertes o hacia aventuras de riesgo.

PADRES E HIJOS

Un padre aries querrá que su hijo sea el primero en todo y un hijo aries querrá ser el primero y no se conformará con el segundo puesto. Una relación aries-aries puede ser una bomba de relojería. Si se juntan padres aries e hijos del mismo signo será necesario que algún otro miembro de la familia, de un signo más conciliador, ponga la necesaria objetividad y ecuanimidad.

El niño aries tiene tanta energía que pone constantemente en jaque a los padres. Atarlo a la pata de la mesa no es solución, busquen deportes en los que gasten esa energía y denle suficiente correa o se pondrá a aullar de aburrimiento.

Si los estudios les aburren se mostrarán perezosos, traten de darles alicientes y serán los números uno.

 

Felicidades a Sara con mucha antelación, su cumpleaños es el 19 de abril. Adalgisa está dispuesta a atender las consultas de esta encantadora niña y no necesito que Slictik me chantajee.

 

 

 

 

Anuncios