Mes: diciembre 2012

ESTÁN INVITADOS A LA CENA NAVIDEÑA


LA CENA NAVIDEÑA EN SONYMAGE

BREVE NARRACIÓN DESCRIPTIVA: En el amplio restaurante del edificio Sonymage, diseñado por un discípulo del arquitecto Santiago Calatrava, el Sr. Rigoberto, arquitecto, aledaño a la cafetería, se encuentra el millonario Slictik. Son las 21 horas y el lugar aparece desierto. La decoración navideña ha corrido a cargo de Don Alcanfor, modisto, decorador y lo que se tercie. Se ha basado en algunos cuadros dalinianos y la navidad allí representada tiene mucho más de onírica y surrealista que tradicional. No podemos detenernos en una descripción exhaustiva porque Slictik está muerto de hambre, su hora habitual de cenar ha pasado ya y su apetito es más voraz que nunca, a pesar de que la úlcera le está molestando un poco, una miaja. Mientras espera rumia y sus neuronas se han detenido en la posibilidad de que los regalos encargados a papá Nóel no sean del agrado de los sonymageros, ni del resto de la humanidad. Especialmente le preocupa que Mayte se sienta molesta por un regalo que él mismo ha saboteado. Bueno, se dice, encargaré otro regalo de desagravio que haré extensivo al resto de damas sonymageras. Y comienza a rumiar qué se podría regalar a una dama en Navidad.

Sale Iñaki con su gorro de chef que recibiera de las mismísimas manos del Sr. “Berlusconny” en un crucero que hiciera con su esposa por el mediterraneo y que fue pagado por el millonario Slictik para animarle a firmar un contrato que le ponía a sus órdenes como un esclavo está a las órdenes del César. 

-Mr. Slictik, imagino que sabe que aún no es Nochebuena. Se ha adelantado usted mucho. De ahí que el restaurante esté vacío. Estaba en mi cocina-laboratorio probando nuevos y originales platos, con hidrógeno, helio, oxígeno y metano, todos líquidos. No obstante por ser usted, le puede preparar en un santiamén un plato sencillo y rápido que a usted le gusta mucho: sopas de ajo al estilo de la montaña de León. ¿Qué le parece?

RECETA DE LAS SOPAS DE AJO ESTILO MONTAÑÉS EN VERSIÓN IÑAKI LIZORNO

-Cualquier pan podría servir, pero les recomiendo encarecidamente que utilicen el pan de hogaza que ha sido un emblema de la montaña leonesa durante muchos años. Dejen reposar la hogaza en la panera durante unos días hasta que se ponga bien durilla.

-Utilicen una cazuelita de barro, le da mejor sabor. Con un cuchillo afilado vayan cortando la hogaza en finas rajitas. Colóquenlas sobre la cazuelita de barro. 

-Pongan agua a calentar en un cazo. En un mortero machaquen varias cabezas de ajo. Echen un chorrito de aceite de oliva, una pizca de pimentón picante, perejil molido y si les gusta muy picante, pimienta molida. Revuelvan y echen el contenido en el agua hirviendo. Remuevan con una cucharita de madera. Echen el líquido elemento en la cazuelita de barro y dejen reposar. No demasiado porque las sopitas se comen calientes.

ADEREZOS

La receta anterior es la pobre, especial para tiempos de crisis económica. El agua es casi gratis, el ajo, el pimentón y el perejil no son muy caros. El pan es lo más barato que hay, salvo error u omisión. 

No obstante existen formas de enriquecer el plato. Hagan unos torreznos a la sartén, sin quemarlos. Escalfen un par de huevos sobre las sopas de ajo y echen por encima los torreznos, o el beicon o la panceta. El plato se enriquece mucho y queda muy sólido, casi diría demasiado para una cena. Al millonario Slictik le encanta la receta rica, con un par de huevos de gallina escalfados, torreznos, beicon, panceta y lo que se tercie. Para rematar unas rodajas de morcilla de la montaña leonesa, curada al humo y al relente. Se pasan un poco por la sartén y se echan con lo demás en las sopas. Aviso que este ingrediente modifica sustancialmente el sabor de las sopas de ajo tradicionales y yo no lo recomiendo, pero al millonario Slictik no se le puede decir que no. Se las haré en un santiamén… y así reviente, el muy tragón.

La fotografía que sigue no es del autor. Hace unos días se hizo unas riquísimas sopas de ajo al estilo pobre de las montañas de León, pero no pudo fotografiarlas porque a la cámara se le había terminado la batería y tenía demasiada hambre para esperar a que se recargara. Veremos qué encuentro por ahí.

Imagen

_________________
El miedo es el peor enemigo del hombre de conocimiento (Carlos Castaneda). El humor es el mejor amigo del hombre de conocimiento(Slictik)
Mi blog: “El guerrero impecable” 

   
Mostrar mensajes previos: Todos los mensajes1 día7 días2 semanas1 mes3 meses6 meses1 año Ordenar por AutorFecha publicaciónAsunto AscendenteDescendente 
  Página 1 de 1   [ 9 mensajes ]
Anuncios

MENSAJE NAVIDEÑO DE MILAREPA


MENSAJE NAVIDEÑO DE MILAREPA

Queridos hermanos en el Todo: Un año más se acercan estas fiestas navideñas que algunos dicen odiar y otros amar. Todos los niños las aman y eso tiene un profundo significado. Como dijo el maestro: “Si no os hiciereis como niños, no entrareis en el reino de los Cielos”.

Este año, como el anterior… y el anterior, la Navidad se acerca como de puntillas y con un cierto miedo. La crisis económica y esa profecía apocalíptica Maya asustan a muchos, y no sin razón. El miedo nos recuerda nuestra fragilidad, la endeblez de nuestras vidas, el engaño del tiempo, la sutileza del Velo de Maya que termina con nuestros apegos como el soplo de un niño con un castillo de naipes. Nada es para siempre, salvo nuestra condición de seres de luz, de seres espirituales. Si bien el ser de luz no necesita alimento material, ni un trabajo para sobrevivir, ni las mínimas condiciones de salud o de soporte físico, lo cierto es que en la que creemos es la única realidad visible y palpable, y por lo tanto incontrovertible, todas esas necesidades básicas son imprescindibles en nuestras vidas. Sin salud, sin un trabajo, sin un hogar donde reposar nuestras cabezas, sin una esperanza de futuro, la desesperación se convierte en el abismo al que miramos todos los días.

Permitidme que os invito a descubrir el ser de luz que habita en vuestro interior, sin por ello renunciar a ver con vuestros ojos de carne la dura realidad que os rodea, ni a que vuestros corazones de carne sientan empatía hacia el sufrimiento de vuestros hermanos. Reservaos unos minutos estas fiestas y preparad vuestros salones de una manera muy sencilla. Una vela encendida, una barrita de incienso, una fotografía o cuadro con un paisaje navideño, una montaña nevada, un parque, un árbol iluminado, la salida del sol sobre una playa… Poned un poco de música relajante, Bach, Haendel, alguna pieza de música electrónica o celta o incluso una pieza de jazz agradable o una balada… Sentaos en una silla o en el sofá, las piernas sin tocarse, las manos sobre los muslos. Si no estáis solos tomad las manos de vuestros seres queridos que estén a vuestro lado y tras una breve contemplación de la fotografía cerrad los ojos y disponeos a meditar unos minutos. No os hará ningún daño y tal vez algo en vuestro interior despierte y os haga cosquillas.

Imaginaos que estáis en el paisaje que habéis visto, sentados en la postura del loto o tumbados. Imaginaos que ese paisaje es una burbuja de belleza y felicidad. La oscuridad y la desesperación no os tocarán mientras estéis en su interior. Ahora imaginaos que os eleváis hacia lo alto, que estáis levitando. Olvidaos de la aparente realidad que os transmiten vuestros sentidos. La realidad mental, la realidad imaginativa no es menos real. Estáis ascendiendo y bajo vuestros pies  queda vuestro hogar, vuestro pueblo o ciudad, vuestro país, el planeta al que llamáis Tierra. Desde lo alto podéis ver nubes y océanos, ciudades, continentes. Sois como astronautas contemplando por la ventanilla de una nave espacial. A vuestro alrededor se van juntando las burbujas que han creado todos los habitantes del planeta. En su interior, en ese hermoso paisaje que han creado, están todos, vuestros hermanos espirituales. También se acercan todos los seres humanos ya fallecidos, hemos superado la barrera del tiempo y del espacio. A vuestro lado vuestros seres queridos, vivos o fallecidos. Las burbujas se tocan y se transmiten calor humano, amor espiritual.

Hemos creado una cadena mental, de solidaridad y amor, alrededor de nuestro triste planeta. Pero no vamos a quedarnos ahí. Seguimos elevándonos y sin el menor obstáculo vemos ahora nuestra galaxia,  La Vía Láctea, vemos el universo entero, infinito. Sentimos su corazón palpitar, es un sonido poderoso, rítmico, infinito. Nuestros corazones forman parte de ese pálpito poderoso de la divinidad, del Todo.

Nos dejamos llevar. Inhalamos profundamente por la nariz. Retenemos el aliento, sin forzar, y expulsamos por la boca al tiempo que formamos el sonido de la “O” alargándola y luego nuestros labios vibran con el sonido de la “M”. Vamos a pronunciar el mantra sagrado de la totalidad.

OOOOOMMMM

Inhalamos otra vez, retenemos sin forzar y exhalamos. Repetimos.

OOOOMMMM

Una tercera vez.

OOOOMMMM

QUE LA PAZ PROFUNDA ESTÉ CON TODOS NOSOTROS

FELIZ NAVIDAD OS DESEA VUESTRO HERMANO MILAREPA

 

La fotografía está hecha en León, en el parque de Quevedo, en la Navidad del año 2008, cuando costaba hablar de crisis económica.

 

IMGA7918