ESTÁN INVITADOS A LA CENA NAVIDEÑA


LA CENA NAVIDEÑA EN SONYMAGE

BREVE NARRACIÓN DESCRIPTIVA: En el amplio restaurante del edificio Sonymage, diseñado por un discípulo del arquitecto Santiago Calatrava, el Sr. Rigoberto, arquitecto, aledaño a la cafetería, se encuentra el millonario Slictik. Son las 21 horas y el lugar aparece desierto. La decoración navideña ha corrido a cargo de Don Alcanfor, modisto, decorador y lo que se tercie. Se ha basado en algunos cuadros dalinianos y la navidad allí representada tiene mucho más de onírica y surrealista que tradicional. No podemos detenernos en una descripción exhaustiva porque Slictik está muerto de hambre, su hora habitual de cenar ha pasado ya y su apetito es más voraz que nunca, a pesar de que la úlcera le está molestando un poco, una miaja. Mientras espera rumia y sus neuronas se han detenido en la posibilidad de que los regalos encargados a papá Nóel no sean del agrado de los sonymageros, ni del resto de la humanidad. Especialmente le preocupa que Mayte se sienta molesta por un regalo que él mismo ha saboteado. Bueno, se dice, encargaré otro regalo de desagravio que haré extensivo al resto de damas sonymageras. Y comienza a rumiar qué se podría regalar a una dama en Navidad.

Sale Iñaki con su gorro de chef que recibiera de las mismísimas manos del Sr. “Berlusconny” en un crucero que hiciera con su esposa por el mediterraneo y que fue pagado por el millonario Slictik para animarle a firmar un contrato que le ponía a sus órdenes como un esclavo está a las órdenes del César. 

-Mr. Slictik, imagino que sabe que aún no es Nochebuena. Se ha adelantado usted mucho. De ahí que el restaurante esté vacío. Estaba en mi cocina-laboratorio probando nuevos y originales platos, con hidrógeno, helio, oxígeno y metano, todos líquidos. No obstante por ser usted, le puede preparar en un santiamén un plato sencillo y rápido que a usted le gusta mucho: sopas de ajo al estilo de la montaña de León. ¿Qué le parece?

RECETA DE LAS SOPAS DE AJO ESTILO MONTAÑÉS EN VERSIÓN IÑAKI LIZORNO

-Cualquier pan podría servir, pero les recomiendo encarecidamente que utilicen el pan de hogaza que ha sido un emblema de la montaña leonesa durante muchos años. Dejen reposar la hogaza en la panera durante unos días hasta que se ponga bien durilla.

-Utilicen una cazuelita de barro, le da mejor sabor. Con un cuchillo afilado vayan cortando la hogaza en finas rajitas. Colóquenlas sobre la cazuelita de barro. 

-Pongan agua a calentar en un cazo. En un mortero machaquen varias cabezas de ajo. Echen un chorrito de aceite de oliva, una pizca de pimentón picante, perejil molido y si les gusta muy picante, pimienta molida. Revuelvan y echen el contenido en el agua hirviendo. Remuevan con una cucharita de madera. Echen el líquido elemento en la cazuelita de barro y dejen reposar. No demasiado porque las sopitas se comen calientes.

ADEREZOS

La receta anterior es la pobre, especial para tiempos de crisis económica. El agua es casi gratis, el ajo, el pimentón y el perejil no son muy caros. El pan es lo más barato que hay, salvo error u omisión. 

No obstante existen formas de enriquecer el plato. Hagan unos torreznos a la sartén, sin quemarlos. Escalfen un par de huevos sobre las sopas de ajo y echen por encima los torreznos, o el beicon o la panceta. El plato se enriquece mucho y queda muy sólido, casi diría demasiado para una cena. Al millonario Slictik le encanta la receta rica, con un par de huevos de gallina escalfados, torreznos, beicon, panceta y lo que se tercie. Para rematar unas rodajas de morcilla de la montaña leonesa, curada al humo y al relente. Se pasan un poco por la sartén y se echan con lo demás en las sopas. Aviso que este ingrediente modifica sustancialmente el sabor de las sopas de ajo tradicionales y yo no lo recomiendo, pero al millonario Slictik no se le puede decir que no. Se las haré en un santiamén… y así reviente, el muy tragón.

La fotografía que sigue no es del autor. Hace unos días se hizo unas riquísimas sopas de ajo al estilo pobre de las montañas de León, pero no pudo fotografiarlas porque a la cámara se le había terminado la batería y tenía demasiada hambre para esperar a que se recargara. Veremos qué encuentro por ahí.

Imagen

_________________
El miedo es el peor enemigo del hombre de conocimiento (Carlos Castaneda). El humor es el mejor amigo del hombre de conocimiento(Slictik)
Mi blog: “El guerrero impecable” 

   
Mostrar mensajes previos: Todos los mensajes1 día7 días2 semanas1 mes3 meses6 meses1 año Ordenar por AutorFecha publicaciónAsunto AscendenteDescendente 
  Página 1 de 1   [ 9 mensajes ]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s