ESTACIÓN DE METRO (EL GRAN TEATRO DEL MUNDO)


OTOÑO 2014 Y NUEVO CURSO UNIVERSITARIO 2014-2015

Como veo que la temática estacional no ha tenido mucho éxito y de lo que se trata es de que todos os animéis en un proyecto común, con una misma temática, no que el moderador escriba sus propios textos sobre la temática, que bien podría hacer sobre cualquier otro tema, he pensado en una nueva idea, como cebo para que piquemos todos, truchas, sardinas y tiburones. La idea a grandes rasgos es la siguiente:

EL GRAN TEATRO DEL MUNDO

Se abre un hilo con un escenario concreto (el mío va a ser una estación de metro de una gran ciudad) y allí se desarrolla una historia, en forma teatral y con personajes que dialogan. Se podrá hacer una breve narración para situar la escena y los personajes, pero esto es teatro, señoaes, y por lo tanto prima el diálogo, aunque se pueda describir el escenario, e incluso se pueda hacer una breve narración, brevísima.

Quienes quieran participar podrán en el título del hilo el que corresponda y a continuación, entre paréntesis (El gran teatro del mundo). Al hacerlo están autorizando a otros participantes a entrar en su hilo y colaborar con sus propios personajes y sus propios diálogos.

Se puede escoger cualquier escenario y situación y poner en el escenario a cualquier personaje. Podremos situarnos, por ejemplo, en una plaza de una ciudad, en un parque, en un cine donde se va a proyectar una película y se arma un jaleo entre los concurrentes, en un acontecimiento deportivo, un estado de fútbol, por ejemplo, en el escenario sale una grada y los personajes se mueven en ella, señalando hacia el campo y gritando lo que quieran.

Se me ocurre que caben todos los géneros literarios, incluso el erótico, en este supuesto se ruega actuar con mesura y discreción y quienes participen en el hilo tendrán que plantear antes al autor de la idea qué personaje asumirán y cómo se comportará. Pongamos un ejemplo: Dormitorio conyugal. Hay un diálogo entre cónyuges, no tiene por qué ser una bronca, bien podría ser una preparación para hacer el amor. Los cónyuges dialogan y de vez en cuando el autor intercala unos bocadillos para situar lo que está pasando (si quiere alimentar a sus personajes con ellos también puede hacerlo). Puede intervenir un tercer personaje, el amante de ella, la amante de él, el butanero que pasaba por allí y se apunta. Esto permite la intervención de otros autores y otros personajes. Pero como esto puede llevar a conflictos siempre habrá que pedir permiso al autor y plantearle su proyecto de intervención en la escena. El moderador vigilará estrechamente que se cumplan las normas y no se convierta en un desmadre padre. De lo que se trata es de un proyecto literario en común no de fantasías masturbatorias.

En la sección de taller de microrrelato se irán subiendo documentación sobre teatro y sobre personajes. Se puede también, si hay suficiente gente interesada, hacer un pequeño taller de creación de personajes y teatral.

Esto se pondrá en marcha el próximo otoño, no obstante abro mi hilo y doy una idea de por dónde pueden ir los tiros o las ráfagas. Os invito a todos a participar en este divertimento y a darle un nuevo impulso al teatro.

 

EL GRAN TEATRO DEL MUNDO

LA ESTACIÓN DE METRO

Acotación del autor, con breve narrativa descriptiva.

Estación de metro de una gran ciudad, pongamos Madrid, una estación sencilla, nada de metro Sol. Un pasillo amplio donde está tocando un joven melenudo su guitarra y lo que sea. El joven se llama Billy Alinferno, un trovador moderno, y se encuentra pidiendo en el metro porque sus actos de rebeldía social han obligado a su Cia. discográfica a echarle a la calle, quedándose con el derecho de todas sus canciones, tras un largo y penoso pleito. Sus compañeros de banda le han abandonado, aunque de vez en cuando alguno se deja caer por allí, lo mismo que otros músicos callejeros y metrónomos (¿se dice así?) para quienes Billy se está convirtiendo en un líder, es decir lo que es Pablo Iglesias a Podemos.

Tras un telón, casi transparente, que el atrezzista puede descorrer a gusto, se encuentra el andén de la estación, donde los viajeros esperan a los trenes o metro…politanos. Más allá están las vías y el otro andén, se verán, cuando sea el momento en un gran monitor de tv (el teatro moderno debe aprovechar los inventos modernos)

Al comenzar la escena Billy toca la guitarra eléctrica e improvisa una canción. El pasillo está vacío. Al fondo se oye un altavoz.

ALTAVOZ

Se recuerda a los señoraes viajeros que la línea 3 está cortada en San Pito Pato, dirección San Antonio de Piwi.

La voz, a pesar de que debería ser masculina, por ser “el” altavoz y no “la” altavoz, es femenina y muy, pero que muy insinuante. Billy se dejaría insinuar si el sonido de la guitarra le permitiera escucharla.

ESCENA PRIMERA (PASILLO DE METRO) BILLY RASGUEA LA GUITARRA E IMPROVISA UNA CANCIÓN

-Soy un pobre “desgraciao” que canta para vivir
y vive para morir en cualquier metro madrileño.

-Los burgueses me dejaron sin “guita”
los discógrafos sin camisa
y ahora me quieren quitar la libertad
de cantar en cualquier lugar
y lo que me de la gana.

-Soy un pobre “desgraciao” y estoy “desesperao”
no me afecta la guerra en Ucrania ni en Palestina
pero aquí no tengo trabajo, por eso pido limosna.
Señora, que pasa, tire un euro en mi estuche
y si no puede deme un beso en el buche,
que eso no cuesta nada y anima al personal.
Señor ejecutivo, que corre veloz, momento atroz,
por un metro madrileño, porque se j… la limusina,
ande, no sea gallina y suelte esa guita, hombre
o al menos deme unas preferentes, antes de que
su amable señora, se los ponga en la frente….

 

ACTO PRIMERO/ ESCENA SEGUNDA

Los espectadores oyen un taconeo lejano que se va acercando. Billy Alinferno no lo oye, lo que indica que está un poco más sordo que los espectadores que además de estar más lejos tienen que escuchar el rasgueo de la guitarra, la voz desgarrada de Billy y además un taconeo muy lejano, muy lejano, algo así como tacones lejanos. Pronto los espectadores pueden ver, si miran, a una señora de edad media, no sabemos su nombre por lo que es anónima, viste bien para el metro y mal para un cóctel de la alta sociedad. Lleva un vestido estampado, veraniego, discreto puesto que solo deja ver las piernas de rodillas para abajo, porta un bolso muy sujeto a su cuerpo y sobre todo los tacones, qué tacones y qué taconeo, impropios del metro. Llega junto a Billy y arroja una moneda al estuche vacío de la guitarra. Esto sí que lo oye nuestro personaje que levanta la vista y deja de tocar.

-Muchas gracias señora, aunque en este caso hubiera preferido un beso en el buche que un euro en la faltriquera.

-¿Cómo sabe que ha sido un euro?

-Señora, si hubiera sido un billete no abría sonado y si hubieran sido dos euros habrían sonado dos veces, mi oreja está tan acostumbrada a estos ruiditos como un excursionista campestre al canto de los parajitos.

-Jaja. Así que hubieras preferido un beso a un euro… Me gustan los jóvenes atrevidos.

-Mire señora, con un euro hoy no como y en cambio un beso me elevaría la moral unos palmos del suelo, con lo que el día sería feliz, en ayunas pero feliz.

-Eso te pasa por escribir esas letras. ¿Cómo crees que se la pueden tomar los viandantes?

-Mire señora, me echaron de la compañía discográfica por libre, así que no voy a venderme por unos céntimos. Escribiré lo que pienso y lo que siento, así se hundan todas las bocas de metro.

-Pues usted verá, joven, cada uno es libre de morir de hambre donde y cuando quiera.

-¿Por qué no me besa, señora, y le devuelvo su euro? Si tengo que escoger entre morir de hambre o de amor, prefiero morir de amor.

La señora se ríe con su voz cantarina, mira hacia la derecha por donde empiezan a escucharse ruido de pisadas y voces que seguramente vienen del fondo del pasillo que no puede verse. Sonríe al joven, le lanza un beso con la yema de los dedos y comienza a alejarse.

-Huya, huya, que a lo mejor la ven lanzando un beso a un pelagatos.

La señora se vuelve y ríe como una cascada en primavera. Se oye la voz del altavoz y la señora se apresura, taconeando y cimbreando con garbo su cintura. Billy se queda mirando con la boca abierta sus piernas y lo que no son sus piernas hasta que la mujer desaparece al llegar al andén y girar a la derecha.

-A veces llega el sol a las catacumbas, pero se marcha enseguida, como si temiera contaminarse. Se merece una buena canción la buena señora, ya lo creo que sí.

Lo ha dicho en voz alta y comienza a rasguear la guitarra, buscando las palabras que expresen sus más acendrados sentimientos. Las voces se hacen perfectamente audibles, Billy vuelve la cabeza para ver qué nueva sorpresa le depara el destino.

FIN ESCENA SEGUNDA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s