¿QUE ES EL TEATRO? (TEORÍA Y DOCUMENTACIÓN)


¿QUÉ ES EL TEATRO?

Es tan viejo como el propio ser humano. Si podemos imaginarnos al cavernícola contando sus historias a la luz del fuego, en invierno o en verano, tan pronto como inventó el lenguaje, o incluso antes, por señas, casi al mismo tiempo o antes el cavernícola comenzó a hacer teatro. En aquellos tiempos, cuando la ciencia aún no había sido inventada, la religión mandaba en la vida, en los pensamientos y emociones de los humanos. Y todos sabemos muy bien que la religión no podría sobrevivir sin sus ceremonias, que no son otra cosa que la visualización de unas creencias.

Los chamanes realizaban sus ceremonias y cuando necesitaba narrar un mito buscaba actores que le ayudaran a representarlo. Así nació el teatro y la tragedia griega lo elevó a su más alto grado de dramatismo y expresividad. A lo largo de la historia fue evolucionando y ahora mismo, con los medios de comunicación en pleno auge, todo el mundo se pregunta si el teatro llegará a desaparecer. Yo no lo hago, creo en el teatro como creo en la narrativa, mientras el ser humano siga siendo humano necesitará narrar sus vivencias y representarlas. Cambiarán los formatos, cambiarán los actores (en mi trilogía Omega hablo de actores virtuales, hologramas creados por una inteligencia artificial que representan historias) cambiará todo pero la necesidad del ser humano de contarles a los demás lo que le pasa, lo que le han contado, lo que podría ocurrir no podrá ser eliminada, salvo que la elevación espiritual de la humanidad sea tan alta que no podamos imaginar cómo vivirán esos seres tan evolucionados. Mi opinión es que incluso en esas dimensiones existe la narrativa y el teatro.

Para que exista el teatro se necesita una obra, es decir algo escrito previamente, aunque también se puede improvisar. Se necesitan actores que representen esa obra. Se necesita un decorado, que puede ser tan simple que hasta la calle misma sería un perfecto decorado. Y se necesita un público. Se puede escribir teatro y no tener actores, ni decorados, ni público, como se puede escribir una novela y leerla tú mismo, pero eso resulta bastante aburrido y al menos a mí me genera muy pocos alicientes. El teatro completo es el teatro representado ante el público, pero nada impide que el lector se convierta en actor y se imagine el decorado.


ESTRUCTURA DE LA HISTORIA TEATRAL

Lo que se cuenta en una obra de teatro es una historia, se podría decir que se narra algo pero a través del diálogo y del decorado, poniendo en boca de los actores la historia que se cuenta. Todos sabemos que ya desde las tragedias griegas se crearon unas unidades narrativas para que los actores descansaran, para cambiar de decorados y para que el público no se agobiara. Este formato se llama acto y está lleno de escenas o cuadros. Es un poco como el cine donde hay planos, secuencias, etc.

Estos actos tenían una cronología y seguían un desarrollo lineal y clásico, exposición, nudo y desenlace. Es una estructura que sigue vigente aunque nada nos impide, en el teatro moderno, saltarnos todo a la torera. Tenemos medios, tenemos ganas y creatividad, pues adelante mientras funcione. Que queremos empezar por el final y llegar al principio como en el flashback narrativo, pues hagámoslo mientras funcione. Por mi parte todas las licencias son válidas mientras se consiga lo que se pretende, contar una historia y que el público sepa qué estamos haciendo y se divierta.

PERSONAJES

En el teatro los personajes son de carne y hueso, como en el cine, solo que en el cine vemos una película en la que están ellos, pero no les vemos en carne y hueso. En la narrativa los personajes están metidos entre letras, escondidos en la narración, nos los imaginamos, utilizamos la fantasía que Dios nos dio.

Todos sabemos la importancia del actor en el teatro (también en el cine pero de otra manera). Un gran actor puede elevar un texto mediocre a las nubes, un mal actor puede dejar a Shakespeare a la altura del betún. Eso no se sabe cuando leemos un texto dramático, pero sí cuando es representado. Esta es una característica peculiar del teatro. Se podría decir que es como el pan, antes de entrar en el horno puede tener buena pinta, pero hasta que no sale cocido y lo probamos no sabemos muy bien si el pan merece la pena o no.

En el teatro vemos a personas de carne y hueso que dialogan, se mueven y nos cuentan una historia. La importancia de la formación del actor y cómo interpreta los textos es fundamental en el teatro. A lo largo de esta serie de textos de documentación trataremos todos los aspectos del teatro, incluida la formación del actor y cómo se interpreta.

EL DIÁLOGO

Es una característica fundamental del teatro. En una novela se narra la historia a través de un narrador, en una película la cámara nos muestra lo que está pasando, en el teatro son los actores, dialogando, lo que nos cuentan la historia. Por eso es tan importante que el diálogo refleje el carácter del personaje, que tenga ritmo, que nos diga en cada momento lo que tiene que decirnos. Son importantes los silencios y también son importantes las acotaciones.

ACOTACIONES

Es lo que escribe el autor de la obra de teatro respecto a cómo quiere ver representada su obra, cómo cree que debe ser el decorado, la música, cómo entran y salen los personajes, los gestos que hacen, lo que duran los silencios…Hay autores que acotan hasta cuando sus personajes deben ir al servicio (es una broma) y otros apenas acotan, dejando en total libertad al director de la obra que la va a representar para que la cree con el material de los diálogos que le da. Cada autor de teatro tiene su propia personalidad.

REPRESENTACIONES TEATRALES

Un director de teatro, con su compañía y con su equipo de producción puede hacer de su capa un sayo con una obra teatral… siempre que el autor esté muerto, porque si está vivo habrá tenido que firmar un contrato y atenerse a él, de otra forma le esperan los tribunales.

Se escogen los actores, se diseñan los decorados, se decide si hay o no música, el vestuario, que respetará las acotaciones del autor o se las saltará a la torera y así vemos representaciones modernas de Shakespeare en las que los actores van de traje y los decorados son del siglo XXI o XXXI. Nada tengo que oponer a estas libertades mientras a mí me llegue lo que el autor quiso decir. Si un diálogo se convierte en ridículo si el actor va vestido de una determinada manera o el decorado es de otra, podríamos decir que estamos haciendo una parodia de una pieza teatral, pero no representándola. Como nosotros vamos a trabajar como autores lo que nos interesa es el diálogo, acotar el decorado, los gestos y movimientos de los actores y los decorados, aunque con el tiempo podremos hacer un poco de todo, que es más divertido.

Vamos a dejar para otra intervención la teoría de cómo se crea una pieza teatral, empezando desde cero. Para la práctica ya tenemos el teatro puesto en marcha en la sección correspondiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s