LA POESÍA DEL TIEMPO III


 

20160211_114641

 

BAILA POETA

¿Fue Yolanda la primera chica para la que escribí un poema? Es posible. Durante mi estancia en el colegio, hasta los dieciocho años, pude ver a alguna que otra chica y todas me gustaron más o menos, incluso alguna mucho, pero nunca se me hubiera ocurrido escribirles una poema, esas cosas eran pecado. Al salir al mundo, al demonio ya la carne, como nos habían enseñado pasé una época con muchas dificultades para la relación y apenas salía de casa. Mi primera visita a una discoteca fue todo un acontecimiento. Aún recuerdo que se llamaba Atomium y estaba en un pasaje de la calle Ordoño II de León.

Allí sufrí una de las experiencias más ridículas de mi vida, intentando que alguna chica accediera a bailar conmigo. Recuerdo que allí se produjo mi primer encuentro con dos chicas a las que luego trataría bastante en el bar de Tomás donde tomaba vinos con J.R. tras el trabajo de la mañana en el Juzgado número 2 de León. Era una sidrería, ahora recuerdo, y se llamaba el Llagar. La chica se llamaba Cary, imagino que por Caridad, y la otra Caty. Las dos eran bajitas y muy normales, aunque a mi me parecieron muy deseable. No recuerdo haberles escrito algún poema, aunque todo es posible en aquellos tiempos en los que escribía poemas a todas las chicas que aparecían en mi vida.

Sino escribí este poema sobre la soledad en una discoteca tras la experiencia en el Atomium seguro que me basé en ella al escribirlo tiempo más tarde, tal vez en Madrid. Creo que refleja muy bien lo que sentí el Atomium.

                              BAILA POETA.

 

 

La luz golpea

Silenciosa

El cerebro.

 

El sonido rasga

La carne rebelde.

 

Baila poeta,

Al ritmo de tu angustia.

 

Retuerce tu cuerpo

Hasta olvidar

Tu amarga soledad.

 

Escupe tu impotencia

Blanco y rojo

Rojo y blanco

Giran y giran

En tu pupila

 

Patea tu amargura

Con las plantas de tus pies

Donde has escrito tus versos.

 

Verde, rojo, blanco.

Blanco, rojo, verde.

En tu alma

Arcoiris de tristeza.

Girando

La esperanza del olvido.

 

En la penumbra

Sangre

Se apaga y se enciende

Llamando

A la locura.

 

Poeta

Baila y llora

Sobre el amor soñado.

 

Pisa

La blanca luz

Que hiere

Tu dolor.

Aplasta

Cruel

Tus entrañas vivas

De gemidos

De amor

De gritos del corazón.

 

Poeta

Triste

Oculta

Tus lágrimas

A los ojos indiferentes.

Devóralas

Muy dentro.

Y baila

Espectral

Con la sonrisa

Muerta

En la máscara riente.

 

¿Quién te quiere

poeta

angustiado?

 

¿Quién comprende

tu espíritu

dulce?

Atormentado

Ayer

Melancólico

Hoy

Y triste

Siempre.

 

¿Quién puede

amar

tu desnuda ternura

erizada

de angustia?

¿Abrazar

tu corazón

abierto al infinito

agitado

en la ansiedad

de una espera

ETERNA?

 

¿Quién puede

besar

los lejanos

horizontes

entrevistos en tus sueños?

 

¿Quién descubrirá

más allá

del frío

de tu mente

viajera

Tempano

A la deriva

Fragil

Y luminoso

En la noche polar

Ese fuego

ARDIENTE

Con brazos

De llama

Estrechando

El vacio?

 

Oh poeta

Poeta

¿quién te condenó

a percibir

la luz

en un mundo

ciego?

 

¿A sentir

EL AMOR

En la patria sin sol

De la oscura

Violencia

 

¿Quién te obligó

al parto

de la mente

en la tierra yerma

de la abortiva estupidez?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s