Mes: junio 2017

UN POEMARIO NEGRO XIV


 

LA BÚSQUEDA

No es fácil encontrar lo que busco,
No es la satisfacción de un deseo
Lo que guía mis pasos temblorosos,
Ni la esperanza de un mañana diferente,
Ni la tierra de la gran promesa.
Ni siquiera el amor puro
Ni la amistad sin fisuras
Ni el sol cálido de mediodía.

Aún no soy capaz de definirlo,
Pero no es el aire que respiro,
Ni la caricia del océano en mis ojos,
Ni trepar a la montaña para verlo todo.

Noto su presencia acurrucada en el fondo,
Parece esconderse de mí, temerosa,
Carece de figura, no tiene mirada
A veces creo sentir su aliento.

No tiene nombre, no puedo llamarla,
Para atraparla entre mis manos,
Para rozarla suavemente al pasar.
Siempre desaparece en el silencio,
Parece un sueño olvidado.

A veces hablo con ella en voz alta
O le canto muy suave como a un niño.
A veces me detengo sorprendido
Y la busco en cualquier mirada
O me escondo debajo de la cama:
Tal vez le guste jugar al escondite.

Le doy forma de mujer hermosa
Y sueño con un amor sublime
La requiebro con palabras olvidadas
O escribo poemas invisibles.

Me aturdo en el ruido insolente,
Me duermo para calmar su vigilia,
Me pierdo uno y otra vez entre la gente.
Pero noto su amable presencia
Allí donde no la espero.

No es fácil encontrar lo que busco
No es un sueño de mi mente
No es un relámpago en la noche,
No es el elixir de la perpetua alegría.
Me siento triste y cabizbajo
cuando acaba el día preguntándome:
¿cuándo empezó este tormento?

Puede existir algo que no busque?
Que no me necesita, es evidente.
¿Entonces porqué me mira?
¿Porqué sigue ahí, en cualquier parte?

No es fácil encontrar lo que busco
O tal vez, tal vez, no lo deseo.

Anuncios

UN POEMARIO NEGRO XIII


EN MEDIO DE LA NADA

No recuerdo el tiempo.
No sé qué es el espacio.

La materia parece un sueño.

Solo me queda la consciencia.
Pero de qué: no de mi cuerpo,
Si alguna vez lo tuve.
No de un pasado muerto.

Tal vez de mi existencia,
Del suspiro de mi mente.
Me estoy moviendo,
Pero ¿hacia dónde, desde dónde?

En algún tiempo olvidado
Me refugiaba en los espacios,
En los intersticios de la materia inerte.
O huía del presente
Acosado por la culpa
De nacer de un vientre.

El tiempo se curva
En un circulo perfecto.
Fui una vez sin pretenderlo.
Ahora intento recordar
para no permanecer ciego
En el centro de la noche eterna.

No hay caminos en el más allá,
Sólo esperanza de encontrar
Una respuesta en el silencio.

Me imagino caminando
Por senderos de pasión.
Tal vez el sentimiento
No sea algo tan malo.
Tal vez el amor sea
La única respuesta posible.

No quiero engañarme.
Busco al otro en el vacío,
Pero tiene que llenarme.
Estoy aterido de frío
En la helada llanura.
Tiene que ser todo lo que necesito
No me conformo con un poco
De esto, de aquello, de lo otro,
O no me moveré de aquí:
El lugar que he elegido para mí
Está en el centro del silencio.

UN POEMARIO NEGRO XII


EL CÍRCULO DE LA CONSCIENCIA

Confiaba en su consciencia
Como en un pasaporte a la eternidad.
Nada puede matar la consciencia,
Pensaba, apretando los dientes
Como si pudieran arrebatar
La única esperanza de su vida.

A mi lado puede pasar el tiempo
Como un río de mansa corriente,
Los días, como locas cabritillas,
Los meses como apacibles bóvidos
Los años como sabias tortugas,
Pero nada puede agotar
La fuente inagotable,
Oscurecer la luz inasible

Soy un espectador de la vida,
Intento mirar sin involucrarme
Cuando mi cuerpo se duele
Me refugio en el fondo
Allí donde la oscuridad es más profunda,
Donde nada llega, ni siquiera
Las olas del océano del dolor.

OBRA COMPLETA DE SLICTIK III


LOS GÉMINIS

O.C.SL

GÉMINIS-PLANETA REGENTE

 

MERCURIO

 

Rige a Géminis y Virgo. Exaltación en Virgo; detrimento en Satigario; caída en Piscis.

 

PALABRA CLAVE

 

Comunicación: Intelectual y física.

 

Hola a todos. Soy Adalgisa y desde mi despachito en la Torre de Babel quiero enviar una cálida felicitación de cumpleaños a la que espero sea mi mejor amiga, Lunaazul, con la que algún día emprenderé una cruzada reivindicando la condición femenina. Este es el primer mensaje del nuevo canal astrológico, vidente y tarotista, que estoy inaugurando en la Torre de Babel gracias a los buenos oficios de Carl Future.

Una vez analizados someramente los signos astrológicos espero irles dando más y más conceptos sobre el tema. Empezaré con el planeta regente y seguiré con los aspectos, las progresiones, etc, etc.

 

MERCURIO

Se mueve como Venus, dentro de la órbita terrestre. Es un planeta inferior y es el planeta más cercano al Sol. En un horóscopo aparece en el mismo signo que el Sol o bien en un signo anterior o posterior.

 

ASOCIACION

Se asocia con el intelecto, el cerebro, la coordinación del sistema nervioso, el sistema respiratorio, la percepción mental, la tiroides y con los desplazamientos cotidianos, automóvil, etc

CARACTERÍSTICAS POSITIVAS DE MERCURIO

La necesidad imperiosa de adquirir conocimientos y comunicarlos a otros. Capacidad de razonar, perspicacia, inteligencia, versatilidad. Buenos polemistas, intelectuales y observadores.

 

CARACTERÍSTICAS NEGATIVAS DE MERCURIO

Hipercrítico, poca consistencia, falto de metas claras. La energía nerviosa incontrolada produce tensión y estrés y estancamiento mental. Son escurridizos, discutidores y pueden llegar a ser un tanto mordaces y cínicos.

 

SU INFLUENCIA EN GÉMINIS

 

Muy versátil y dual. Cambia con frecuencia de opinión y se adapta fácilmente a nuevas circunstancias y personas.

Inteligencia despierta e inventiva. Con él no van los prejuicios o los lugares comunes.

Excelente conversador, aunque a veces, si pone poco entusiasmo, se le notará frío, falto de emoción y un tanto prolijo.

 

UN ADELANTO DE LA ANATOMÍA Y LOS PLANETAS

 

Mercurio está asociado a la respiración, el cerebro y el sistema nervioso. Una gran influencia sobre los complejos y delicados enlaces entre las diferentes partes del cuerpo.

 

MEDICINA NATURAL

Es buena la zanahoria contra la esterilidad. Helecho para las inflamaciones del bazo. Pata de liebre para la diarrea y disentería. Lavanda para dolores de cabeza y muelas, desmayos, mareos y apoplejías.

 

Feliz cumpleños, Lunita, compañera de cruzada de Adalgisa.

LOS GÉMINIS II

 

Slictik continúa sangrando por la nariz. Con la cabeza hacia el techo del cuarto de baño y un pañuelo sobre la napia permanece largos minutos que aprovecha para reflexionar. Su único truco, de tener alguno, es aprovechar el tiempo al máximo, incluso sangrando uno puede pensar en otras cosas, elucubrar sobre los temas más variados. Así ahora está dándole vueltas a la cabeza hasta qué punto pertenecer a un signo concreto nos hace acreedores a un carácter y los defectos y virtudes de ese signo resultan fiables a la hora de tratar a una persona concreta de un signo concreto.

Es evidente que una persona de raza negra tiene la piel negra y una de raza blanca la piel blanca, pero a partir de ahí cada persona es un mundo y no se puede generalizar. Así ocurre con los signos. Que un géminis tenga doble personalidad o sea volátil como el viento dependerá de cada persona, del control de ese persona sobre su carácter, del entorno en el que se desenvuelva, de la cultura que haya adquirido, etc. Lo mismo que un gordo siempre será un gordo, sometido a la ley de la gravedad y a la necesidad compulsiva de comer y sin embargo hay gordos que practican deporte (me temo que pocos) que son vegetarianos (muy pocos) que son muy activos (alguno habrá), lo mismo puede decirse de las personas de cada signo. Están bajo la influencia pero su conducta puede ser muy diferente según cómo, quién y cuándo. O sea que la astrología es un indicador, nunca una etiqueta que describe un producto.

Hace recuento de los géminis que conoce. Su ahijado Dani es delgado, Lunaazul parece delgada y efébica. Quien más… quién más… No se le ocurren más. ¿Y los personajes? A saber, a cada uno lo creó cuando la musa le besó y en esos momentos uno pierde memoria del tiempo y el espacio.

Slictik consigue parar la hemorragia, se lava la cara, se la seca con la toalla y regresa a la mesa. Sigue leyendo con interés el informe de Adalgisa.

 

EL FÍSICO DEL GÉMINIS

Un físico aéreo tiende a la delgadez, a la forma efébica. Los varones tienden a ser delgados como cañas al viento y las hembras a pulir las curvas hasta donde es posible. Sus rostros no suelen ser redondos, más bien elípticos y en la mayoría de los casos bastante agraciados. Suelen caer bien (pesan poco) y se dejan mirar, aunque como no paran mucho en el mismo sitio casi siempre se les ve de perfil.

Su exceso de movimientos pule la escasa grasa que consume en las comidas. Suelen ser un tanto exquisitos con lo que comen. Les gusta esto, pero no lo otro ni lo demás allá. En este momento me apetece esta cosita exquisita pero más tarde se les habrá ido el apetito a dar una vuelta. Son como pajarillos que pican un gusanito aquí y nada allá. Invitarles a comer a un restaurante suele ser un martirio, sobre todo si el que invita es un tauro. Muchos de ellos terminan por cocinar para sí mismos porque acaban con la paciencia del cocinero más paciente.

 

LA COMUNICABILIDAD DEL GÉMINIS

Si ya por su físico caen bien, en cuanto se ponen a comunicarse uno piensa que ha tenido una gran suerte en llegar a conocerles… hasta que su a veces excesiva verborrea hace que el agraciado se plantee su primera apreciación.

Al parecer muchos de los grandes periodistas y comunicadores son de este signo. Algo nada extraño teniendo en cuenta su labia y las características del signo. La profesión de periodista, comunicador o relaciones públicas le viene como un guante.

Su compulsión hacia la actividad le permite triunfar donde otros signos fracasan. Son capaces de realizar varias actividades a la vez sin el menor esfuerzo. Algo que es notable en las mujeres de este signo, puesto que a la naturaleza propia del géminis se une la facultad femenina de centrarse en un cúmulo de actividades con gran concentración y al mismo tiempo pueden hablar con varias personas siguiendo los diferentes hilos de la conversación y saltando de uno a otro como un malabarista. Esto puede desorientar por completo a signos inmóviles, como los de tierra, que envidiarán esta cualidad casi mágica del géminis que parece actuar en varias dimensiones diferentes a la vez.

 

AFECTIVIDAD Y RELACIONES SENTIMENTALES

Puede parecer contradictorio el hecho de que el géminis tenga una gran facilidad para la comunicación y que al mismo tiempo no sea muy emotivo. Si analizamos en profundidad esta aparente contradicción descubriremos que la emoción requiere intensidad y una cierta inamovilidad. Para permanecer emotivo durante mucho tiempo es preciso pensar en una misma cosa a lo largo de un periodo temporal prolongado y centrarse en una emoción hasta que ésta haga surco. Por su propia naturaleza aérea el viento no puede permanecer inmóvil ni concentrarse en algo sin cambiar a otra cosa en cuanto surja un nuevo estímulo.

Por lo tanto en las relaciones sentimentales el géminis tenderá al coqueteo, a picotear aquí y allá. Algo en lo que son maestros. Sus cartas amorosas son verdaderas piezas maestras del género y siempre merecerá la pena conservar una carta amorosa de un géminis.

Se expresan muy bien en el amor, son consumados artistas en el arte de la seducción y excelentes amantes a poco que se centren en ello. Si Venus está en géminis se acentuará esta tendencia al coqueteo que llevará con facilidad a una aventura e incluso al matrimonio.

Sus relaciones matrimoniales o de pareja necesitarán de una constante aventura, de la novedad, de la intensidad y la pasión o tenderán a relaciones paralelas y a la búsqueda del amante perfecto. Lo peor que le puede pasar a una pareja géminis es encontrarse con la inmovilidad, el conservadurismo, la misantropía y la falta de alicientes. Por eso los signos de tierra, salvo excepciones, no son una buena pareja para ellos. Mejor un signo de agua, con el que se complementará en su afán de movimiento o un signo de fuego que calentará el aire, haciéndole subir y bajar, solidificarse en agua o nieve o moverse como un ciclón.

 

MENTE

La mente del géminis necesita de constantes estímulos o se aburrirá mortalmente. Suelen cambiar de carrera y les resulta difícil terminar los estudios. Es conveniente que encuentren alguna actividad o pasión que les centre un poco en su actividad. Si no la poseen naturalmente deberán buscarla como un ancla contra las tempestades. El periodismo, la comunicación son ideales para ellos puesto que les permiten moverse a su antojo y al mismo tiempo centrarse dentro de unos límites.

No se le puede pedir al géminis la profundidad de la mente de un filósofo o la constancia de un signo de tierra para conseguir metas. En cambio el constante movimiento de su mente les da perspectivas nuevas y originales sobre casi todo.

 

PROFESIONES

Ya hemos dicho que las ideales son el periodismo y la comunicación, pero también hay otras muy adecuadas a su movilidad, como puede ser las relaciones públicas, conductor, viajero, aventurero, marino, telefonista. Creo que la de escritor también es adecuada siempre y cuando encuentre en ella el estímulo y la movilidad adecuados. Son buenos lingüistas y profesores. Se les da bien la enseñanza mientras no se les pida una tesis doctoral exhaustiva sobre un tema.

 

RELACIONES PATERNO-FILIALES

El géminis puede ser un padre o madre excelente ya que su constante interés por todo, su búsqueda del estímulo hará de la vida de su hijo una constante novedad y aventura que éste suele agradecer mucho.

Suele animar a su hijo a la lectura como una búsqueda de estímulos permanente, lo mismo que su interés por las actividades culturales si se trata de una persona culta.

Como hijo va a necesitar que lo estimulen constantemente y que se corrija su tendencia a pasar de una cosa a otra sin terminar nada.

La disciplina no suele dar buen resultado con un géminis que se rebelará contra imposiciones y cuadraturas del círculo. Es mucho mejor buscar el estímulo y el interés que intentar imponerle nada.

 

RESUMEN

Todo signo de aire posee por naturaleza unas determinadas cualidades que bien explotadas le llevarán a una vida feliz y a conseguir metas. Las malas cualidades deberán ser compensadas con sus puntos fuertes.

Un géminis deberá tener en cuenta su naturaleza aérea y centrarse en encontrar puntos de apoyo. La vida en el aire, como un pájaro, es realmente atractiva, pero hasta el aire necesita encontrar un lugar agradable donde reposar un rato.

Slictik termina la lectura preguntándose si Adalgisa no se estará centrando demasiado en el componente básico del signo dejando de lado otros componentes igualmente influyentes. Se lo comentará la próxima vez, si la encuentra receptiva.

También piensa que debería buscar la fórmula de hacer llegar estos regalitos a los interesados con más originalidad y diversión. Piensa en Alvarito, que permanece “mising” en la Torre de Babel. Descuelga el teléfono y llama a Carl Future.

-¿No tendrás en tu punto de mira a Alvarito?

-Está localizado. ¿Lo necesita?

-Así es.-Pues se lo mando.

O.C.SLIjpg

Y a los pocos minutos aparece el botones con su uniforme recién planchado y montado sobre sus patines con turbo. Slictik le encarga un ramo de flores para Lunaazul y le pide que se haga con pergamino egipcio para que el informe de Adalgisa quede más llamativo. -¡Ah! Y no te olvides de una cajita con dragones para mi ahijado Dani.Slictik se relaja, cumplida su obligación mensual, y se pone a meditar sobre el caos que reina en la Torre de Babel, al otro lado de la puerta de su despachito de creador.

LA CANTANTE DE LA TROPICANA II


EN LA MADRUGADA


Una mujer camina sin prisas en la madrugada, taconea en ritmo sincopado como una orquestina de jazz. Las calles están desiertas y un poco húmedas, el cielo aparece ligeramente cubierto antes de la aurora. Al pasar frente a una farola un viejo cliente de la Tropicana, que permanece muchas noches escondido en una mesa tras una columna, enciendo un pitillo y a su luz reconoce el rostro de Sally la cantante de baladas, de blues rasgados por el desamor, de melancólicas canciones que no pueden ser atrapadas en genero alguno.

Ella no percibe su presencia enfrascada como está en canturrear en voz baja una nueva canción. Si quiero… Hay algo en la canción que hace estremecer al viejo cliente anónimo. Hay fuego en esta música y soledad en la voz desgarrada y rebeldía… y la ilusión latiendo en cada nota.

La mujer se va alejando pero el hombre en la sombra tiene tiempo de oír el estribillo final. No quiero que me condene el tiempo.

Mañana volverá a la Tropicana para escuchar esa canción con la vieja orquesta que acompaña a Sally todas las noches. Le fascina esta mujer, esta voz en la noche, ha mejorado mucho desde la primera vez que oyó su voz en la noche cubana, ha madurado, se ha hecho más profunda, hay más tensión en sus trinos y sobre todo parece tener muy claro que no es bueno que el hombre esté solo como decía el título de una vieja película.

Arroja la colilla al suelo y enciende otro. La mujer está ya muy lejos. El hombre en la sombra piensa que esta cantante llegará lejos pero no la querría ver en Las Vegas entre el ruido de las máquinas tragaperras y las miradas de los mafiosos al fondo vigilando el cas…

UN VIAJE SIN RETORNO VI


 

IV

 

Al despertar entre zarandeos lo primero que puede ver es una nariz en un pan coloradote con dos ojos que le contemplaba fijamente, solo unos segundos más tarde le identifica, es el gigante. Le está hablando pero es incapaz de concentrarse en las palabras. Los tranquilizantes acabarán por reventarle  la cabeza. Desde su llegada al hospital no le ha abandonado la sensación de estar viviendo en una perpetua alucinación, una especie de secuencia cinematográfica en la que él hace el papel de títere sin la menor posibilidad de expresar su voluntad. Incapaz de recuperar su habitual manera de ser y pensar se siente como un poseído por un demonio que le hubiera dejado tan solo  un leve resquicio de consciencia. Se consuela pensando que si su yo normal es quien le ha ocasionado los problemas tal vez el nuevo yo le solucione algunos.

-Vamos deprisa, el doctor quiere verte antes de marcharse.

Le ayuda a vestirse y cogiéndole del brazo le arrastra hasta el despacho del doctor sentándole con el peso de su enorme manaza en el hombro. El doctorcito, así se atrevía ya a llamarle para su coleto, exhibía su sonrisa automática, esa que se pinta en la cara en cuanto sale de casa, tiene la impresión de estar ante un burguesito que les visita para aliviar el enorme tedio que le produce su regalada vida. Se lo imagina volviendo a  ella luego de una ducha fría de dura realidad sin haber perdido ni un momento su sonrisita de conejo que tanto odia ni haber despeinado un solo pelo de su engominada cabellera. A primera vista no puede evitar verle como a  alguien recién salido de la peluquería con su barba exquisitamente cuidada y la raya del pelo en su sitio, da la impresión de que una llamada intempestiva le ha sacado de algún cóctel o una de esas reuniones sociales donde todo el mundo sonríe y guarda las formas aunque por dentro se sientan tan hastiados o rabiosos como el común de los mortales.

-¿Cómo te encuentras? – la pregunta es amable aunque la expresión de su cara le está diciendo claramente que ya sabe lo ocurrido y no le ha  causado gracia precisamente.

vIAJESIN

Se lleva la mano a la cabeza donde nota  fuertes palpitaciones debajo del vendaje. Se pregunto por la profundidad y gravedad de la herida, nadie ha tenido el detalle de una palabra de explicación. No responde al doctor, se queda quieto en su silla, sintiendo la boca pastosa y el cráneo vacío, su mente no deja de volar por la habitación sin el menor control. La humillación recibida merece una venganza adecuada, de momento empezará con un silencio despectivo.

-Ya me han contado lo sucedido. Tuvieron que atarte para impedir que te hicieras daño. Aquí eso es algo normal cuando los pacientes se encuentran en la fase aguda de su enfermedad y no se les puede controlar de otra manera. Este ambiente es como un bosque seco, basta una chispa para que todo comience a arder. A ti en cambio parecen atraerte los cristales, tal vez los veas como espejos que muestran un rostro que no deseas ver. ¿Es eso?.

Continua el silencio despectivo. Agradecería alguna pregunta amable sobre sus problemas, un ofrecimiento amistoso de ayuda le animaría aunque aún no está dispuesto a hacer concesiones a cambio de una palabra amable, pero allí nadie quiere ser su amigo, eso está claro y como paciente no les va a dar ninguna facilidad, no se la merecen.

-Está bien, ya veo que sigues en tus trece. Te he llamado para anunciarte la visita de tus padres, han sido localizados por la policía gracias a una denuncia que pusieron por tu desaparición. Cuando mandaron tu descripción al inspector no le cupo ninguna duda de que eras tú. Hablaré con ellos sobre los antecedentes de tu enfermedad ya que no quieres decirme nada, luego te someteremos a una cura de sueño, creo que es el tratamiento más suave que podemos aplicarte en estas circunstancias. Veremos como reaccionas.

Le acompaña hasta la puerta donde le despide con palabras amables que no quieren decir nada. El celador le está esperando.

 

*                           *                           *

 

Al día siguiente, a media mañana, recibe el aviso, sus padres le están esperando en el despacho del doctor. Es una noticia que teme desde el primer minuto de haber salido  de casa, no se librará nunca de ellos sino es en la tumba. Le angustia volver a ver sus rostros compungidos y escuchar sus palabras manidas y mimosas. La lejanía le hace capaz de pensar  en que su vida puede cambiar, pero basta con contemplar una sola vez la expresión de virgen dolorosa de su madre o la cólera de bestia herida en el rostro de su padre para que todas las esperanzas se transformen en humo, más allá del negro e impenetrable muro que le rodea solo existe el vacío.

Al entrar ve a su madre que está hablando con el doctor en ese tono que a él tanto le repugna, se interrumpe, culpable, y se dirige hacia él con apresurado embarazo. Rechaza coléricamente el abrazo que se le ofrece. Ha podido escuchar solo una frase de la conversación, pero para él es como un tratado. “ Este hijo nos va a matar a disgustos, doctor”. Ahora viene melosa a su encuentro deseando estrecharle contra su pecho. “Hipócrita, merecerías estar muerta”, piensa con odio notando cómo un sentimiento incontrolable se apodera de su espina dorsal y sube hasta la cabeza nublándose la vista con aquella venda rojo sangre que tanto teme. Lamenta que no haya ninguna ventana o puerta de cristal contra la que lanzarse. A su padre ni siquiera le mira, de él solo percibe un lamento ronco cercano a las lágrimas.

Su madre es una mujer frágil, menudita, con lengua de serpiente. Acepta su rechazo  con humildad y vuelve a sentarse quejándose al doctor del inútil sufrimiento del parto. Le han dado todo y a cambio solo reciben su desprecio y su odio. Se pone a llorar sin ningún control, hipando de vez en cuando o secándose los mocos con un pañuelo de florecitas que él  la ha visto bordar. Consigue calmarse un poco, para a continuación chillar histéricamente:  “¡Dios mío! ” y luego reanuda su llanto crispante. El doctor no pierde  la compostura, intenta calmarla en un primer momento, pero viendo la inutilidad de sus esfuerzos se limita a esperar la remisión de la crisis con la imperturbabilidad de un Buda. Su padre aprieta los puños y los dientes pero ante la última frase de su mujer – ¡Qué hemos hecho para merecer esto!- explota como un trueno en mitad de la tormenta. Siempre ha perdido el control con mucha facilidad, ahora de su boca salen más obscenidades que de un charco cenagoso saltan sapos al ruido de una piedra. Solo entonces el doctor parece perder su impasibilidad,  su rostro palidece y sin perder un segundo llama por el interfono al celador.

VIAJESIN2

Pero ya es demasiado tarde, mientras su padre le amenaza con el puño en alto, la venda rojo sangre se apodera completamente de su cerebro. Todo lo que puede hacer es clavarse las uñas en la palma de la mano hasta hacerse sangre. La imagen de un cuchillo volando por encima de su cabeza hasta clavarse en el aparador de la cocina vuelve desde su infancia para poner en marcha el detonador de la bomba que lleva en su interior. En su cabeza el recuerdo explota lanzando metralla y pedazos de sesos a su alrededor. La cólera ciega guía sus pasos hacia su padre, carga contra él, derribándole al suelo como a un saco de patatas, donde queda despatarrado y silencioso. Durante un segundo pasa por su cabeza la idea de cargar también contra el doctor, pero algo  en su interior se lo impide, volviéndose se lanza contra la pared como un toro espoleado por banderillas de fuego. Suena un golpe terrible que hace retumbar todas las paredes, cuando el celador entra lo primero que  ve es al joven que yace en el suelo, el vendaje de la cabeza empapado en sangre y el rostro blanco como el de un cadáver. Por las baldosas se va extendiendo un gran charco de sangre.

ANTOLOGÍA POÉTICA IV


MIGUEL HERNANDEZ-NANAS DE LA CEBOLLA

http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Hern%C3%A1ndez

Para mí es uno de los poetas más humanos, más sensibles, que más me han llegado, especialmente este poema al que puso música, de forma magistral, nuestro gran Joan-Manuel Serrat. Siempre que leo el poema me siento conmovido, pero procuro escuchar la canción de Serrat que suelo poner en el pendrive del coche cada cierto tiempo. Me encantan los poemas cantados por grandes cantautores, Serrat para Hernandez y Machado, Pablo Milanés para José Martí, etc.

Miguel Hernández

NANAS DE LA CEBOLLA

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.