UN POEMARIO NEGRO XII


EL CÍRCULO DE LA CONSCIENCIA

Confiaba en su consciencia
Como en un pasaporte a la eternidad.
Nada puede matar la consciencia,
Pensaba, apretando los dientes
Como si pudieran arrebatar
La única esperanza de su vida.

A mi lado puede pasar el tiempo
Como un río de mansa corriente,
Los días, como locas cabritillas,
Los meses como apacibles bóvidos
Los años como sabias tortugas,
Pero nada puede agotar
La fuente inagotable,
Oscurecer la luz inasible

Soy un espectador de la vida,
Intento mirar sin involucrarme
Cuando mi cuerpo se duele
Me refugio en el fondo
Allí donde la oscuridad es más profunda,
Donde nada llega, ni siquiera
Las olas del océano del dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s