Etiqueta: El gran teatro del mundo

La estafa del romance virtual (El gran teatro del mundo)


EL ROMANCE SCAM O LA ESTAFA DEL AMOR ROMÁNTICO EN LA RED

SAINETE TRAGICÓMICO EN UN ACTO Y DOS ESCENAS

Los espectadores tosen. Todo está a oscuras. Se enciende un foco que ilumina la parte derecha del escenario. En un decorado virtual vemos a nuestro personaje en su dormitorio. Está en calzoncillos (los espectadores lo saben aunque podría ser un pantalón de deporte o un pantalón de pijama corto) tecleando en su portatil que está sobre una mesa de despacho bastante cutre. Todo lo que él va escribiendo se muestra en un monitor gigante al fondo del escenario. Los espectadores pueden leerlo todo tranquilamente.

En el monitor se puede ver una bandeja de correo electrónico y el clic del ratón en un correo. Al mismo tiempo nuestro personaje, un hombre en la cincuentena, barrigón, calvo, etc, etc, ya lo conocen de escenas anteriores. Es el mismo actor, tal vez un día o un mes más viejo y más tonto. El tiempo no importa, la tontería sí, porque siempre trae malas consecuencias.

Correo: Olga Ninotchka para….

Hola: Soy rusa, 27 años, 57 kilos. Mando foto. Busco hombre serio, para amistad y para relación. He visto tu perfil en… Me gustaría que me contestaras. La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes. John Lennon.

Hola,
He decidido mandarle esta misiva para conocerte. Pienso que podamos ser buenos amigos o incluso mas.
Quien sabe a donde nos llevara nuestro conocimiento.
Me llamo Olga. Soy una chica tierna y romantica, solitaria y estoy buscando un amor infinito y felicidad!!!
Para un mundo tu serias alguien, pero para alguien tu serias el mundo entero!!!
Me sentire feliz, si tienes el interes en conocerme.
Escribeme si es asi.
Sinceramente, Olga.

-Vaya, vaya. Esto tiene buena pinta. Una rusa de 27 años, rubia, ojos azules. Está de toma pan y moja. Está como un tren de alta velocidad. Está como las chicas de Bond, James Bond. Pero es que además es real. Tú fíjate en esa foto. Está sentada en un muro que parece de un paseo marítimo o un parque. Lleva un vestido ligero, de verano, un precioso vestido de un color vistoso, no sabría decir si es… Vaya que no entiendo de colores. Se le ven unas preciosas piernas, su cara es angelical. El vestido es muy sutil. Es delicioso imaginarse su cuerpo desnudo bajo esa sutileza. Imaginarse sus braguitas transparentes… Ñam… Ñam…Ñam… Me la como. Me la comería ahora mismo, crudita, con patatitas fritas, a la parrilla… Ñam

En el monitor se ve la foto. Los espectadores se quedan con la boca abierta porque en efecto es una preciosidad. Ellos también se la comerían, los “machos”, a lo mejor alguna hembra también. Nuestro hombre se apresura a contestar:

De… Para Olga.

Hola Olga: He recibido tu mensaje e imagino que me has visto en Badoo. Si es así te explico la situación para que te hagas una idea de mi situación personal….

-Je,jé. Me da una pena, la pobrecita… Claro que si se cree que soy un sueco de ojos azules, de dos metros de altura, con jet privado, etc etc, es que es más tonta que Abundio o que el que asó la manteca… Claro, que si fuera tan romántica como dice, tan sensible, tan… todo. A lo mejor no merece engañarla para echarla unos polvos salvajes… ¡Ozú mi arma, cómo está la moza! Para comérsela a pedacitos. Y no solo para eso, yo me casaba con ella, para el resto de mi vida… que no sería tanto tiempo porque estoy viejo y fondón. Pero ella se quedaría viuda y heredaría mi yate… ¿Pero qué digo? Ya hasta me creo mis mentiras.

Se va apagando el foco, poco a poco, vemos al señor en calzoncillos rascarse donde no debe y luego llevarse la mano a la calva y rascarse la calva… Es un guarro, un completo guarro, pero su Olga del alma no puede verlo y los espectadores saben que es un actor y en su casa, en la intimidad de su dormitorio no haría esas cosas… ¡Por Dios qué cosas estoy diciendo! ¡Un actor de prestigio!

Queda a oscuras el escenario y otro foco va iluminando el lado izquierdo del escenario. Nos encontramos en Ruisa, concretamente en Moscú. Una oficina cutre donde una docena de chicos y chicas (si el escenario es pequeño se pueden dejar en tres, cuatro, según los metros cuadrados, vamos) están muy ocupados delante de sus ordenadores. Un chico, de unos 14 años (no lo sabemos muy bien porque puede que los chicos y las chicas rusas estén más desarrollados que los españoles, o al revés, que el frío los haya encogido) se afana en un ordenador. Vemos en el monitor del fondo que está escribiendo un correo en ruso (alfabeto cirílico) y que luego lo traduce a través de Google o del traductor que tenga el navegador que usan allí. Yo no lo sé. Si alguien entre el público lo sabe, que levante la mano.

CORREO DE OLGA PARA… GORDITO EN CALZONCILLOS Y OBSESO DEL SEXO.

Buenos días, esta mañana era alegre para mí, has escrito. Estoy muy contenta de que usted escribió. Estoy esperando que alguien me escriba. Hace poco fui a Moscú y vi a la oficina y que la agencia de las novias. Siempre he querido ir a otro país. Me decidí a ir, conocí a una chica y le hablé de la reunión. Les pagué y dejé una foto y una carta. Pensé que era engañado. Hoy puedo comprobar el correo y veo su carta. Estoy muy contento de que no se dejó engañar. Encantados de conocerte.
Espero con interés escuchar de usted pronto. Su respuesta es muy importante para mí. Enviar la foto y decir el nombre completo. De donde eres? De acuerdo?
Atentamente,
Olga

En el monitor vemos tres fotos nuevas de Olga. En una está con gafas, es rubia y no está mal, contra el azul del cielo, pero no está tan bien como en la primera (esa es mi opinión, que los espectadores opinen, y sobre todo las espectadoras, que saben más de estas cosas). Yo diría que puede que no sea la misma. La cara tiene un aire y todo tiene un aire… a rusa, eso sí, pero se han podido sacar de facebook, de Google images, de Badoo, de lo que sea, que Internet es una selva. En la otra aparece con un ramo de flores en el interior de una casa, el pelo tiene un tono un poco distinto, es rubio, pero parece más claro. Tal vez sea la diferencia de luz. No es lo mismo al aire libre, a la luz del sol, que en un cuarto, una cocina de un piso poco iluminado. Bueno, digamos que el perfil se parece, podría engañar. En la tercera tiene el pelo recogido en un moño, una pose más señorial, como de condesa rusa. Digamos que parece un poco mayor que en las anteriores, pero si mandas diferentes fotos de ti mismo es posible que quien no te conozca piense que le estás engañando. Eso es muy humano. Como humano es que a nuestro personaje se le caiga la baba y mire la pared de enfrente (virtual en el decorado) y se quede ensoñando, muy ensoñando diría yo, como que uno podría pensar que está dormido. De pronto se despierta y teclea furiosamente, con prisa, como si el mundo se fuera a terminar mañana y a él no le diera tiempo de echarle 24 polvos en un día a la preciosidad de las fotos, que es la misma o son varias que parecen las mismas. Bueno y después de tanto polvo se casaría con ella y sería feliz y esta historia romántica sería escrita por Tolstoy en su nueva versión de Guerra y Paz.

Se abre la puerta de la oficina cutre y entra un hombre, alto, bien trajeado, pelo con gomina, se sabe que lleva una pistola porque le abulta la sobaquera. Los espectadores no son tan tontos como para creer que bajo la sobaquera lleva un tubo de desodorante muy grande. Se parece a un malo de película rusa con malos en la que los de USA son los buenos o si es de Jame Bond, Bond, James Bond, entonces los buenos son ingleses y los malos los rusos. Habla en ruso a los oficinistas pero nosotros lo traducimos al español puesto que la obra se representa en España. Pedimos disculpas si al traductor se le va la olla y en vez de ruso nos habla en chino, pero es que no tenemos nada mejor teniendo el cuenta el paupérrimo presupuesto de esta obrita.

-¿Alguna novedad?

El chico que está haciendo el papel de Olga, se levanta, le mira con reverencia, yo diría que con miedo y dice:

-He captado a un tonto nuevo (en ruso suena mucho peor).

El matón de la mafia rusa (suponiendo que no sea un actor de película de James Bond, Bond, James Bond) se acerca,

-¿Qué tienes?

-Dice ser sueco, medir dos metros, ojos azules, tener un jet privado y una sarta de tonterías, pero escribe en español y seguro que es un cincuentón, barrigón, calvo, que está escribiendo en calzoncillos en su dormitorio cutre.

-Intenta que te diga en qué trabaja, medios de vida, y que se sincere. Dile que no te crees nada y que te mande una foto y te diga su verdadera edad y sobre todo si tiene medios de vida porque quieres casarte con él y vivir una vida maravillosa.

-A la orden, jefe.

Se atenúa el foco de la izquierda donde los funcionarios de la oficina de extorsión de la mafia rusa se dedican por turnos a engañar a pardillos en el timo moderno conocido como el romance SCAM o cómo pescar tontos en la red. Al mismo tiempo se enciende el otro foco. Mientras los estafadores desaparecen en la negrura y oscuridad de la noche rusa de San Petersburgo, digo de Moscú, nuestro gordito favorito va emergiendo de la noche, sus carnes blancas y fofas resultan desagradables para cualquier espectador con gusto, especialmente espectadoras con gusto, que hay muchas, casi todas, razón por la cual nuestro pobre hombre tiene que recurrir a Internet. De nuevo en el monitor vemos la pantalla de su ordenador y el correo que está escribiendo. Se adjunta una foto más o menos actual, tal vez algunos años menos, una de sus fotos preferidas en la que hasta parece un millonario en su yate (¿Será el millonario Slictik venido a menos?).

Hola Olga: Veo que te cuesta un poco escribir en español. Yo leo perfectamente el francés, si puedes expresarte mejor en francés puedes hacerlo. Es posible que no comprendieras bien mi correo anterior. Tampoco entiendo muy bien si actualmente estás en Rusia o en España. Yo vivo en España…

No vamos a perder el tiempo contándoles el resto del correo que los espectadores están viendo en el monitor. Solo decirles que mientras escribe habla en voz alta.

-Es que me da un dolor de corazón, una angustia vital, un remordimiento horrible… engañar a esta muñequita de porcelana, a esta condesita de mis sueños, a esta preciosidad romántica y deliciosa ( me la comería, Ñám… Ñám…Ñám). Creo que le voy a contar la verdad…

Y se la cuenta.

TELÓN

FIN DE LA PRIMERA ESCENA. AHORA VIENE LA SEGUNDA QUE ES MÁS INTERESANTE

Un personaje en busca de autor (El gran teatro del mundo)


TEATRO LA PERINOLA

PRESENTAAAAA

FESTIVAL DE TEATRO BREVE

HOYYYYY

UN PERSONAJE EN BUSCA DE AUTOR POR SLICTIK

El teatro está a oscuras, como boca de lobo. Se enciende un foco que apunta al lado derecho del escenario. Se escuchan pasos, pero no se ve la figura. Los pasos se van acercando. Entra en escena un señor mayor, en pijama, no vamos a describirlo porque los espectadores lo están viendo. Camina por el escenario, a un lado y al otro, va hacia el fondo, regresa. El escenario está completamente vacío. El foco le sigue en su deambular, con discreción. El personaje se queda mirando al público, se rasca la cabeza y habla como para sí mismo.

-A veces me siento como un personaje que sigue un guión escrito por alguien en alguna parte. A veces intento rebelarme, ser libre a pesar de todo y de todos, pero es inútil. El guión dice… A la m… el guión, me cisco en el guión. ¿Por qué debo ser soltero y deambular por mi dormitorio haciéndome preguntas idiotas? ¡Con lo bien que estaría yo roncando… o mejor, haciendo el amor con mi señora y luego a roncar… o mejor aún con una rubia despampanante a la que acabo de seducir… le enseño la casa, le pregunto si quiere una copa… Esto son guiones y lo demás vainas. O llaman a la puerta y son varias señoritas que se han equivocado de dirección y están agotadas del viaje y solicitan por favor que las deje dormir en mi apartamento… O algo más arriesgado, más violento, con más adrenalina… Llaman a la puerta y es un criminal fugado que me utiliza como rehén y yo…

Yo nada, me mata, muero, “palmo”, eso es lo malo de cualquier guión, que siempre ocurren cosas, y la mayoría malas, como sucede en la vida. Vale, estoy haciendo el amor con mi señora y luego ronco, vale, pero mañana hay bronca y separación y drama… y la repera.

¿Y la rubia desmpampanante? Resulta ser un travesti y me roba hasta la camisa, o tiene una enfermedad infecciosa y maldito polvo antológico.

¿Y las señoritas que se han equivocado? Pues nada, les dejo mis dos habitaciones, el sofá, y me voy a a la bañera. Al día siguiente se han ido y ni me han dado las gracias.

Todo en la vida tiene su doble cara, su envés, como la hoja, o sus facetas como la perinola, o sus traspiés como en el cine mudo. Alguien nos escribe el guión, alguien que nos quiere mal, alguien que busca nuestra perdición, y cuando llega el momento solo puedes escoger entre lo malo, lo peor y que te peguen un tiro de m… Lo bueno sería que uno pudiera escribir su propio guión… ¿y si te equivocas? Nada, lo rompes y a otra cosa, mariposa. Eso debe hacer el bendito Dios con nosotros, escribe guiones que no le gustan, y a nosotros menos, y luego los rompe, nos mata… y a la papelera. Me gustaría conocer algún día a ese señor y decirle lo que pienso, pero estando vivo, nada de muerto, que sufres estrés postraumático y estás para que te encierren…

El personaje he dicho parte de la parrafada al público, luego se ha movido como un fantasma en la oscuridad. El foco ha ido disminuyendo su luz. El último párrafo se ha dicho a oscuras. De pronto se enciende un foco potentísimo y una voz profunda se escucha por el sistema de sonido, retiemblan las butacas.

-¿Me has llamado, carapijo? Soy tu Dios, tu guionista, bastante trabajo me das con buscarte algo que te guste, porque no te gusta nada, salvo acostarte con rubias despampanantes. No se puede estar todo el rato en la cama con una rubia o con mil rubias, te cansas tú se cansan ellas… La vida es mucho más que eso. ¿Qué quieres hacer tú en la vida? Eres un vago de siete suelas, un hedonista, te gusta “el dolce far niente” el no hacer nada, que te lo den todo a la boca. No soportas los traspiés y hasta cuando te pinchas con un alfiler sales corriendo para el hospital. ¿Qué puedo hacer yo con un personaje tan memo? Si quieres un buen papel, tendrás que ganártelo.

-Vale, vale, me dices que eres dios y te creo… pero tienes que hacerte un milagrito, haz aparecer una rubia despampanante y que se enamore de mí y entonces yo seré tu personaje y nunca más me volveré a quejar de tus guiones.

La voz divina carraspea, un foco se enciende tras el escenario y se oye un repiqueteo de zapatos de tacón. Aparece una mujer, caminando sin prisa. Viste un vestido rojo muy bonito, que ciñe su talle y cae sobre sus caderas, moviéndose con exquisita sensualidad. El personaje mira sus zapatos de tacón, sus hermosas piernas, su cinturita de avispa, sus pechos, su cuello de cisne, su precioso rostro de muñequita rusa, sus ojos azules, su cabello rubio, que cae en cascada sobre su nuca. Sonríe, se acerca al personaje y se presenta:

-Hola, querida, soy Olga, de Moscú y me gustaría que fueras mi amado, mi amante, que fueras toda mi vida y yo la tuya. Nos querremos para siempre y haremos el amor todos los días, a todas las horas, si tú quieres. Ven toca mi piel, suave como la seda y toca mi cuerpo, tan real como el tuyo.

El personaje se mueve hacia ella, dubitativo.

– ¡Oh my God! Dios mío. ¿Esto es real? ¿Y ahora qué hago? Siempre quise amar a una rubia moscovita, delicada como una muñequita, con ese rostro tan suave y tan bello, con ese cuerpo… y esa voz tan dulce y tan ardiente. Siempre quise ser James Bond, Bond, James Bond, y marcharme al frío de Moscú y encontrar a Olga, la mujer que surgió del frío, la condesita de mis sueños… ¿Y ahora qué?

-Soy toda tuya.

Dice Olga. Y entonces se oye el vozarrón de Dios.

-¿Desprecias mi regalo? Espera que ahora cambio el guión.

En una pantalla al fondo se ven imágenes de una mujer morena que se mueve triste por una casa. La voz de Dios va narrando.

-¿Dónde vas, adultero, alma cándida, tontorrón de tres al cuarto? Estás casado y Olga es un sueño virtual. Si quieres poseerla tendrás que divorciarte y sufrir los trámites y el dolor y la angustia y algo se te desgarrará por dentro, porque llevas muchos años casado. Eres un viejo, pellejo, un viejo verde que se lo cree todo. Eres tan tonto que ni te regalarían en una rifa. Y ahora decide y sufre….

El personaje se mueve como un borracho. Se enfrenta al público y habla.

-Me quedo con la rubia, con Olga, es maravillosa, pero quién me dice que no es un sueño y que al despertar estaré solo durmiendo en una bañera. Esto no puede ser real, esto es un truco de guión. ¿Y si realmente estuviera casado con una preciosa morena que me quiere y…? Todo tirado por la borda por un sueño… ¿Y si las cosas iban mal y lo mejor es decir adiós al pasado? ¿Y ahora tengo que decidir? Eso no me gusta, se sufre. Quiero tener a Olga sin sufrir y quiero que en el guión solo haya sexo, romanticismo, viajes turísticos y que el tiempo no pase y que yo no me haga viejo mientras ella sigue joven, y …

Mientras se oye la voz de Dios el foco que ilumina a Olga pierde intensidad, la mujer va retrocediendo y se va convirtiendo en una figura muy difusa, como entre la niebla.

-Tú quieres que sea yo quien escriba el guión y que el guión te guste y que en él no haya sufrimiento, solo una rubia moscovita que te quiere. Y deseas que tu pasado no exista y que tu futuro se detenga mientras haces el amor con Olga. Quieres ser un personaje de pacotilla, sin pasado, sin futuro, con un presente que te quite el hipo y mucho caviar y champán. Pues no, amigo, la vida es otra cosa y los que viven la vida tienen que tomar decisiones y el pasado les persigue y nada se consigue sin dolor y cuando se consigue se pierde y hay más dolor. Si fueras Dios escribirías tu propio guión, pero seguro que te aburrías y creabas personas tan tontos como tú o tan hermosos como Olga. La vida es lo que es porque el guionista es bueno, si fuera malo ahora irías tras Olga y te desvanecerías en la niebla.

Olga desaparece, el personaje corre tras ella y desaparece. Se van apagando los focos y la oscuridad se hace absoluta. Se escucha la voz de Dios.

-Si no fuera por estos y otros ratos, la eternidad sería muy aburrida.

TELÓN

 

PÁGINA DE CONTACTOS SEXUALES (El gran teatro del mundo)


TEATRO VIRTUAL Y REGOCIJANTE

LA PÁGINA DE CONTACTOS SEXUALES

Comedia en tres actos, treinta escenas y doscientos cuadros, escrita, dirigida, decorada, musicada y lo que haga falta, por un tal Slictik

ACTO PRIMERO-ESCENA PRIMERA-PRIMER CUADRO

Se abre el telón y los focos comienzan a iluminar un escenario que parece más bien el escritorio de un ordenador.Al fondo un gran telón en blanco donde se proyectan imágenes de un escritorio de ordenador en movimiento. Las imágenes son tan grandes, lo mismo que las letras que hasta el espectador de la última fila lo ve todo a la perfección mientras se come las palomitas. El escenario es una especie de casa grande, decorada con todos los aditamentos de un escritorio de ordenador, carpetas, accesos directos, el consabido vídeo, el archivo de música MPS. Mientras se abre el telón se escucha la música de Windows Vista o Windows 7 o lo que corresponda ahora, Windows visto y no visto.

En la pantalla del fondo se ve cómo una flechita recorre el escritorio, encuentra Google, lo cliquea, marca en el buscador “páginas de contactos sexuales” y aparecen unas cuentas. Cliquea en una de ellas y en el escritorio aparece el nombre (no voy a hacer publicidad) y un cuadradito para registrarse. Buscas “hombres” “Mujeres”. La flecha cliquea mujeres y rellena otro campo, da a aceptar y sale un formulario a rellenar. No voy a dar muchos detalles porque esto lo están viendo todos los espectadores, hasta los de la última fila. Las preguntas son tales como si eres hetero u homo, tus preferencias sexuales, sexo oral, por delante y por detrás y etc.

El foco que ilumina este telón se atenúa y a la izquierda del escenario, según se mira, aparece una mesa de despacho que no se había visto antes porque estaba en la sombra. El foco ilumina con intensidad gradual a un señor mayor que está sentado a la mesa y con el teléfono fijo en la oreja. Para quien no lo sepan es el Sr. Madorno, dueño de una página porno. Y ahora todos atentos porque bien oiréis lo que dirá.

SR. MADORNO, AL TELÉFONO:
-Oye, me han dicho que esa página de contactos sexuales está funcionando muy bien. No sé cómo se lo montan, pero parece que dan algo que no dan los demás. Entérate y mira a ver si nos merece la pena hacerles una oferta. Creo que sería el complemento ideal para nuestra página porno, nuestra productora pornográfica, nuestra revista exclusiva, y toda nuestra industria.

Aquí se oye la otra voz al teléfono por megafonía, es decir por el sistema de sonido del teatro. No vamos a hacerles la cabr… a los espectadores de no dejarles escuchar lo que dice el interlocutor del Sr. Madorno. Se trata de una voz de hombre, joven, pero muy melíflua, muy pelota, muy repungante, en una palabra.

-Sí, Sr. Madorno, se hará lo que usted diga. Lo estudiaremos a fondo todo el equipo. ¿Quiere que me inscriba y lo compruebe sobre el terreno?

-Pues claro, Sigfredo, pues claro, amigo, cómo no se me había ocurrido. Y además haga un perfil para mí. Voy a probar yo también, a ver si da resultado.

-A sus órdenes, Sr., ahora mismo empezamos.

Se apaga el foco, con suavidad, mientras al otro lado del escenario, creo que al derecho, no me acuerdo bien, se va encendiendo otro foco. Delante de un portatil, en un dormitorio cutre, los detalles aparecen en holograma, un anciano de 60 años (hoy los que tenemos 60 ya somos ancianos para el sexo y así nos va), gordito, con barriga, calvo y hecho un adefesio en calzoncillos o gayumbos, mueve el ratón (el del ordenador, no el otro) y teclea. Todo lo que hace lo vemos en la pantalla del fondo con todo detalle.

-Jejé, estos c… se van a enterar. Llevo seis meses,pagando religiosamente las cuotas, porque sin cuotas te dejan registrarte y poner tu perfil pero luego no puedes mandar mensajes a las “chorbas” si no eres “Premium” y para eso hay que pagar una pasta gansa. Y si te responden las chorbas no puedes contestar porque no eres “Premium” solo “Member”. La madre que los parió a todos. Todo en el mundo se mueve por dinero, sobre todo el sexo. Pues bien, pago religiosamente y mando mensajes a diestro y siniestro… y nada, ni una. Cambio el perfil y nada… ni una pues ahora se van a enterar.

Edad: 20 años.
Peso: 80 kilos.
Altura: 1,85.
Pelo: melena negra azabache.
Ojos: Azules como el mar.
Medidas: Casi un metro (espero que se refieran a torso y no a lo otro o esta vez me pongo las botas).
Profesión: Ejecutivo, yupi, director de banco.
Nacionalidad: Sueco afincado en España.

BUSCA
Mujeres, edad comprendida entre 20 y 50.
Radio de acción: el mundo, tengo jet privado.

PARA

Una noche… dos noches… tres noches… una semana… un mes… un a… No eso no, que es como estar casado y se pierde la libido.

PREFERENCIAS SEXUALES

Vaginal, anal, sexo oral, juguetitos, disfraces, juegos de rol, sado, bondag, lo que sea.

FETICHISMOS

Braguitas, sujetadores, tacones, ligueros… Soy masturbador, utilizo el vibrador como D’Artagnán,, puedo colocar unas bolas chinas como nadie y hago lo que sea.

Esta vez se van a j… todos… las niñas saldrán corriendo en cuanto me vean, pero por estas que me van a ver… Voy a tener un éxito apoteósico. No te j… los jóvenes se lo pueden buscar en las discotecas sin problemas, esto debería ser para nosotros, los viejos, barrigones y sin futuro, que al menos nos den una oportunidad.

Se va apagando el foco. En el telón del fondo se ve cómo la flechita cliquea en el aspa y la página se esfuma. Entonce se oye a nuestro personaje.

-Osti, tú, que soy idiota. ¡Pero qué idiota soy! ¿Cómo van a creer que soy yupi y tengo un jet privado y necesito una página de contactos para encontrar a las chorbas… Es que soy idiota, nadie se lo va a creer. Los viejos y gordos no tenemos futuro, la humanidad se extinguiría si la reproducción de la especie dependiera de nosotros.

Se enciende ligeramente el foco de la izquierda. Se ve al Sr. Madroño rellenando un cheque. Suena el teléfono, lo levanta.

-¿Siii?
-Oiga jefe, ¿de qué edades le gustan? Aquí pone de 18 a 120.
-J¡Hospitalera! ¿Crees tú que alguna de 120 se ha podido inscribir.
-Nunca se sabe, en la página de contactos hay de todo.
-Vale, pon algo razonable, de 18 a 50. Hay maduritas que quitan el hipo.

Se va apagando el foco, también el del otro lado, donde nuestro personaje se está dando cabezazos contra la pared. Por último se apaga la pantalla del fondo. Todo queda a oscuras. Se corre el telón… (es un decir, ustedes ya me entienden). Se oyen tosecitas y risas, algunas aplausas.

FIN DE LA ESCENA PRIMERA Y DEL PRIMER CUADRO DEL PRIMER ACTO DE ESTA COMEDIA ESCACHARRANTE.

ESCENA SEGUNDA

Un parque público en una ciudad cualquiera. Es de noche. Hay algunas farolas diseminadas que no dan mucha luz, estamos en penumbra. Hay algunos bancos de madera y otros de piedra. Hay árboles de los que se desgaja alguna rama de vez en cuando. Hay setos, algún perro perdido que levanta la pata donde puede. En el centro del escenario un banco de madera, apenas alumbrado por una farola lejana. Una estatua de algún prócer, no se sabe cuál, ¡hay tantos! Un hombre maduro, barriguitas, calvo (lo intuimos porque la luz es muy pobre). Fuma, se levanta pasea. Se oye un ladrido de un perro rabioso Todo está despoblado. Se oyen las campanas de un reloj lejano, no sabemos la hora porque apenas se oyen y los espectadores no son capaces de contarlas, ni con los dedos. El hombre fuma otro pitillo, se levanta, se apoya en la estatua del prócer, se vuelve a sentar. Entonces se escuchan unos tacones lejanos. El hombre se pone tenso, se sienta, tira el pitillo. Se atusa la calva, intenta adoptar varias posturas, probando la más seductora. Los tacones están encima. Aparece en el escenario una señora, madura, viste discretamente y parece tímida. Se dirige al hombre del banco.

-Lo siento, el metro estaba imposible. ¿Es usted mi cita?

-Si es usted “Dama romántica” soy su cita. Yo soy “Necesitado de sexo”.

– ¿Me permite que me siente a su lado? Pero no me meta mano, que acabamos de conocernos.

La señora se sienta, dejando un espacio entre ambos. El la mira de arriba a abajo, ella se deja mirar.

-¿Ha conseguido usted muchas citas?

-No me trate de usted que me ruborizo. En realidad usted es la única. Ya sabía yo que nadie se tragaría lo del jet privado. Fue una tontería.

-Pues yo me lo creí… un poco… bueno, en realidad como nadie quiere disfrutar de mis encantos me daba lo mismo que no fueras joven ni tuvieras un jet privado.

-Esto de las páginas de contactos sexuales es una tomadura de pelo. Solo ligan los jóvenes, que podrían ligar en cualquier parte. Los maduros no recibimos ni un beso virtual. Claro que si subimos una foto juvenil podríamos arrasar como ellos.

-No serviría de nada. En la primera cita se darían cuenta y saldrían corriendo.

-¡Pero lo divertido que sería!

El hombre toma la mano de la mujer. Esta se deja,como sino lo notara.

-En tu perfil pusiste que te gustaba el sexo cariñoso. Creo que yo soy tu hombre, puedo darte todo el cariño que necesites y más. ¿En tu casa o en la mía, o vamos a un hotel? Pago yo, por supuesto.

-Lo siento, pero me gusta el romanticismo y no llevamos aquí ni cinco minutos.

-¿Pues no me digas que no te he citado bien? Un parque público desierto, de noche, la luz de las farolas solo nos permite vislumbrarnos. Solo me ha faltado la tuna, pero seríamos demasiados. Mira, podría darte un masaje para ir entrando en calor y acercar nuestros cuerpos. Pero antes me gustaría darte un beso en la boca.

El acerca su cabeza como a cámara lenta, ella no dice nada, se encoje un poco, tiembla un poco, se ruboriza un poco, pero los espectadores apenas lo intuyen porque hay poca luz. Se besan, bueno él la besa a ella. Ella se deja y al fin sus manos se agarran al pescuezo del hombre y no lo sueltan. Al fin se separan jadeando.

-Creo que estoy ya caliente. No puede ser otra cosa porque aquí comienza a hacer frío. Mira, mejor vamos a mi casa que estará más ordenada.

-Me parece muy bien. Tengo el coche cerca y ahora no habrá mucho tráfico. Tú me guías y por el camino me puedes ir contando lo que te gusta y lo que no te gusta. ¿Te gusta el sexo oral?

-¡Por Dios qué dices! Yo soy muy tradicional y además el Sida aún no está erradicado.

-He traído una caja de preservativos, espero que tengamos para toda la noche. No debes tener tanto miedo al SIDA al fin y al cabo creo que también se puede contagiar con un beso. ¿Qué es una relación íntima sin besos? Un sueño, una ilusión, que toda la vida es sueño y los sueños sueños son.

-Te dejaré besarme, pero tienes que jurarme que no eres promiscuo.

-¿Promiscuo? ¿Yo? La última vez me lo hice con la almohada y no creo tuviera muchos bichos porque la señora de la limpieza acababa de poner la funda.

-¡Qué cosas dices! Me estás poniendo cachonda. ¿Por qué no nos vamos ya?

-Ipso facto. Por cierto que no te he dicho mi verdadero nombre.

-Ni falta que hace. ¿Te has creído que busco a un hombre para casarme?

-No, pero saber un nombre no lleva al altar.

Se levantan. Caminan con muy poco espacio entre ambos, como dos tortolitos. Él la ha tomado de la cintura. Ella ha bajado la mano, como al descuido y la ha retenido un instante, una pizca de tiempo, casi no hay tiempo, sobre su bragueta. Ella ha lanzado un gritito.

-Cariño, es un vibrador de bolsillo que acabo de comprar en un sexshop, por si eres tan insaciable que no puedo satisfacerte.

Risitas. Abandonan el escenario-parque. Se oye un ladrido lejano. Las campanas del reloj de una iglesia dan las medias o tal vez sean los cuartos o tal vez no sea nada. Antes de abandonar el escenario el hombre toca, sin disimulo, el trasero de la señora y ella da un gritito.

TELÓN

ESTACIÓN DE METRO (EL GRAN TEATRO DEL MUNDO)


OTOÑO 2014 Y NUEVO CURSO UNIVERSITARIO 2014-2015

Como veo que la temática estacional no ha tenido mucho éxito y de lo que se trata es de que todos os animéis en un proyecto común, con una misma temática, no que el moderador escriba sus propios textos sobre la temática, que bien podría hacer sobre cualquier otro tema, he pensado en una nueva idea, como cebo para que piquemos todos, truchas, sardinas y tiburones. La idea a grandes rasgos es la siguiente:

EL GRAN TEATRO DEL MUNDO

Se abre un hilo con un escenario concreto (el mío va a ser una estación de metro de una gran ciudad) y allí se desarrolla una historia, en forma teatral y con personajes que dialogan. Se podrá hacer una breve narración para situar la escena y los personajes, pero esto es teatro, señoaes, y por lo tanto prima el diálogo, aunque se pueda describir el escenario, e incluso se pueda hacer una breve narración, brevísima.

Quienes quieran participar podrán en el título del hilo el que corresponda y a continuación, entre paréntesis (El gran teatro del mundo). Al hacerlo están autorizando a otros participantes a entrar en su hilo y colaborar con sus propios personajes y sus propios diálogos.

Se puede escoger cualquier escenario y situación y poner en el escenario a cualquier personaje. Podremos situarnos, por ejemplo, en una plaza de una ciudad, en un parque, en un cine donde se va a proyectar una película y se arma un jaleo entre los concurrentes, en un acontecimiento deportivo, un estado de fútbol, por ejemplo, en el escenario sale una grada y los personajes se mueven en ella, señalando hacia el campo y gritando lo que quieran.

Se me ocurre que caben todos los géneros literarios, incluso el erótico, en este supuesto se ruega actuar con mesura y discreción y quienes participen en el hilo tendrán que plantear antes al autor de la idea qué personaje asumirán y cómo se comportará. Pongamos un ejemplo: Dormitorio conyugal. Hay un diálogo entre cónyuges, no tiene por qué ser una bronca, bien podría ser una preparación para hacer el amor. Los cónyuges dialogan y de vez en cuando el autor intercala unos bocadillos para situar lo que está pasando (si quiere alimentar a sus personajes con ellos también puede hacerlo). Puede intervenir un tercer personaje, el amante de ella, la amante de él, el butanero que pasaba por allí y se apunta. Esto permite la intervención de otros autores y otros personajes. Pero como esto puede llevar a conflictos siempre habrá que pedir permiso al autor y plantearle su proyecto de intervención en la escena. El moderador vigilará estrechamente que se cumplan las normas y no se convierta en un desmadre padre. De lo que se trata es de un proyecto literario en común no de fantasías masturbatorias.

En la sección de taller de microrrelato se irán subiendo documentación sobre teatro y sobre personajes. Se puede también, si hay suficiente gente interesada, hacer un pequeño taller de creación de personajes y teatral.

Esto se pondrá en marcha el próximo otoño, no obstante abro mi hilo y doy una idea de por dónde pueden ir los tiros o las ráfagas. Os invito a todos a participar en este divertimento y a darle un nuevo impulso al teatro.

 

EL GRAN TEATRO DEL MUNDO

LA ESTACIÓN DE METRO

Acotación del autor, con breve narrativa descriptiva.

Estación de metro de una gran ciudad, pongamos Madrid, una estación sencilla, nada de metro Sol. Un pasillo amplio donde está tocando un joven melenudo su guitarra y lo que sea. El joven se llama Billy Alinferno, un trovador moderno, y se encuentra pidiendo en el metro porque sus actos de rebeldía social han obligado a su Cia. discográfica a echarle a la calle, quedándose con el derecho de todas sus canciones, tras un largo y penoso pleito. Sus compañeros de banda le han abandonado, aunque de vez en cuando alguno se deja caer por allí, lo mismo que otros músicos callejeros y metrónomos (¿se dice así?) para quienes Billy se está convirtiendo en un líder, es decir lo que es Pablo Iglesias a Podemos.

Tras un telón, casi transparente, que el atrezzista puede descorrer a gusto, se encuentra el andén de la estación, donde los viajeros esperan a los trenes o metro…politanos. Más allá están las vías y el otro andén, se verán, cuando sea el momento en un gran monitor de tv (el teatro moderno debe aprovechar los inventos modernos)

Al comenzar la escena Billy toca la guitarra eléctrica e improvisa una canción. El pasillo está vacío. Al fondo se oye un altavoz.

ALTAVOZ

Se recuerda a los señoraes viajeros que la línea 3 está cortada en San Pito Pato, dirección San Antonio de Piwi.

La voz, a pesar de que debería ser masculina, por ser “el” altavoz y no “la” altavoz, es femenina y muy, pero que muy insinuante. Billy se dejaría insinuar si el sonido de la guitarra le permitiera escucharla.

ESCENA PRIMERA (PASILLO DE METRO) BILLY RASGUEA LA GUITARRA E IMPROVISA UNA CANCIÓN

-Soy un pobre “desgraciao” que canta para vivir
y vive para morir en cualquier metro madrileño.

-Los burgueses me dejaron sin “guita”
los discógrafos sin camisa
y ahora me quieren quitar la libertad
de cantar en cualquier lugar
y lo que me de la gana.

-Soy un pobre “desgraciao” y estoy “desesperao”
no me afecta la guerra en Ucrania ni en Palestina
pero aquí no tengo trabajo, por eso pido limosna.
Señora, que pasa, tire un euro en mi estuche
y si no puede deme un beso en el buche,
que eso no cuesta nada y anima al personal.
Señor ejecutivo, que corre veloz, momento atroz,
por un metro madrileño, porque se j… la limusina,
ande, no sea gallina y suelte esa guita, hombre
o al menos deme unas preferentes, antes de que
su amable señora, se los ponga en la frente….

 

ACTO PRIMERO/ ESCENA SEGUNDA

Los espectadores oyen un taconeo lejano que se va acercando. Billy Alinferno no lo oye, lo que indica que está un poco más sordo que los espectadores que además de estar más lejos tienen que escuchar el rasgueo de la guitarra, la voz desgarrada de Billy y además un taconeo muy lejano, muy lejano, algo así como tacones lejanos. Pronto los espectadores pueden ver, si miran, a una señora de edad media, no sabemos su nombre por lo que es anónima, viste bien para el metro y mal para un cóctel de la alta sociedad. Lleva un vestido estampado, veraniego, discreto puesto que solo deja ver las piernas de rodillas para abajo, porta un bolso muy sujeto a su cuerpo y sobre todo los tacones, qué tacones y qué taconeo, impropios del metro. Llega junto a Billy y arroja una moneda al estuche vacío de la guitarra. Esto sí que lo oye nuestro personaje que levanta la vista y deja de tocar.

-Muchas gracias señora, aunque en este caso hubiera preferido un beso en el buche que un euro en la faltriquera.

-¿Cómo sabe que ha sido un euro?

-Señora, si hubiera sido un billete no abría sonado y si hubieran sido dos euros habrían sonado dos veces, mi oreja está tan acostumbrada a estos ruiditos como un excursionista campestre al canto de los parajitos.

-Jaja. Así que hubieras preferido un beso a un euro… Me gustan los jóvenes atrevidos.

-Mire señora, con un euro hoy no como y en cambio un beso me elevaría la moral unos palmos del suelo, con lo que el día sería feliz, en ayunas pero feliz.

-Eso te pasa por escribir esas letras. ¿Cómo crees que se la pueden tomar los viandantes?

-Mire señora, me echaron de la compañía discográfica por libre, así que no voy a venderme por unos céntimos. Escribiré lo que pienso y lo que siento, así se hundan todas las bocas de metro.

-Pues usted verá, joven, cada uno es libre de morir de hambre donde y cuando quiera.

-¿Por qué no me besa, señora, y le devuelvo su euro? Si tengo que escoger entre morir de hambre o de amor, prefiero morir de amor.

La señora se ríe con su voz cantarina, mira hacia la derecha por donde empiezan a escucharse ruido de pisadas y voces que seguramente vienen del fondo del pasillo que no puede verse. Sonríe al joven, le lanza un beso con la yema de los dedos y comienza a alejarse.

-Huya, huya, que a lo mejor la ven lanzando un beso a un pelagatos.

La señora se vuelve y ríe como una cascada en primavera. Se oye la voz del altavoz y la señora se apresura, taconeando y cimbreando con garbo su cintura. Billy se queda mirando con la boca abierta sus piernas y lo que no son sus piernas hasta que la mujer desaparece al llegar al andén y girar a la derecha.

-A veces llega el sol a las catacumbas, pero se marcha enseguida, como si temiera contaminarse. Se merece una buena canción la buena señora, ya lo creo que sí.

Lo ha dicho en voz alta y comienza a rasguear la guitarra, buscando las palabras que expresen sus más acendrados sentimientos. Las voces se hacen perfectamente audibles, Billy vuelve la cabeza para ver qué nueva sorpresa le depara el destino.

FIN ESCENA SEGUNDA