Categoría: POEMAS ERÓTICO-FESTIVOS

POEMAS ERÓTICO-FESTIVOS


Un avisador por ondas ultrarojas que estará siempre conectado, allí donde esté, haya cerca un ordenador o teléfono móvil o no lo haya, en su coche y fuera de su coche, sea de día o de noche, esté usted dormido o despierto. En cuanto detecte que alguien intenta timarlo con eso del sexo gratis o el romance virtual o diciéndole que es usted más guapo que nadie y que se han enamorado de usted hasta las cachas, o simplemente cuando le digan “hola” el avisador se pondrá en marcha como un despertador con todas las alarmas más estridentes existentes en el mercado. Si eso fuera poco las ondas microondas le taladrarán el cerebro, si es que lo tiene. Si eso fuera poco una voz de ultratumba pregonará a los cuatro vientos que usted es un idiota porque se deja timar por el tocomocho romántico. Y si todas las alamas fallaran aparecerá un holograma realísimo y una mujer buenísima le hablará con voz sensual y le invitará a su apartamento y usted la seguirá y sin darse cuenta entrará en el suyo propio y entonces la señorita holograma le hipnotizará y le hará dormir en ropa interior, abrazado a su almohada y todos sus sueños serán eróticos y cuando despierte ya habrá pasado su cumpleaños.

FELIZ CUMPLEAÑOS “TONTO-LABA”

EL PROFESOR CABEZA PRIVILEGIADA

POEMA ERÓTICO-FESTIVO PARA LAS DAMAS DE LA KEDADA DE MIGUELTURRA

Todas, todas hermosas,
Todas, todas bellas.
Todas sensibles,
Todas tiernas.

Todas románticas,
Todas carnavaleras,
Todas sensuales,
Todas sensacionales.

Besaría sus bocas, todas,
Besaría en los labios, a todas,
Sería su trovador
Les haría el amor.

Todas alegres,
Todas noctámbulas,
Todas mariposas
Flores, todas.

Una jazmín, otra rosa,
Una lirio, otra gardenia,
Girasol y petunia.
Todas bellas, todas flores.

A todas querría en mi jardín,
Yo su jardinero
A todas regaría
A todas amaría.

¿A todas, todas?
Bueno, no a todas,
Al menos en público,
Debo ser discreto.

No a la casada,
No a la emparejada,
No quiero tiros,
Ni con marido ni con pareja.

Aún es pronto
Para que se me vea la oreja
Esta es mi primera kedada
Y ya estoy enamorado.

De todas, todas,
Todas hermosas, todas bellas,
Todas sensibles,
Todas tiernas.

¿De todas, todas?
No en público,
No quiero tiros,
Pero sí en mi corazón.

En mi corazón romántico,
En mi corazón tierno,
Que ama la belleza,
Que ama a la mujer.

Regresé fracasado,
Pasé noches solitarias,
Frío y aterido,
Sin afecto ni consuelo.

Pero era mi primera kedada,
En la segunda robaré un beso,
En la tercera un pescuezo,
En la cuarta un muslo
En la quinta un pecho
En la sexta quitaré una gasa,
En la séptima tiene guasa
Porque ya será San Fermín.
Pero en la octava, lo prometo,
Alguna me amará
Calentará mi cama,
Calentará mi rama,
Será flor en mi jardín
Y esto es todo, chicas,
Que patatán y patatín
Pero ni un beso a este chiquilín.


_________________