Categoría: LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES

LA VIDA VISTA POR LOS ESCRITORES XIV


LA VIDA Y LA RELIGIÓN

GEORGE BERNANOS

DIARIO DE UN CURA RURAL

-La gracia de las gracias sería apenas amarse humildemente a sí mismo, como a cualquiera de los miembros dolientes de Jesucristo. Odiarse es más fácil de lo que se cree. La gracia es olvidarse, pero si todo el orgullo muriera en nosotros…

-¿Por qué inquietarme? ¿Por qué tratar de prever lo que ocurrirá? Si tengo miedo, diré tengo miedo…. sin sentir por ello ninguna vergüenza. ¡Que la primera mirada del Señor cuando se me aparezca su Santa Faz sea una mirada tranquilizadora!

-El tedio lo devora todo ante nuestra vista y nos sentimos incapaces de hacer nada. Acaso algún día nos alcance el contagio, y descubramos en nosotros mismos el cáncer. Es posible vivir mucho tiempo teniéndolo latente en el interior.

-El aburrimiento es algo semejante al polvo. Vamos y venimos sin verlo, respirándolo, comiéndolo y bebiéndolo. Es tan fino, tan tenue, que ni siquiera cruje al ser masticado. Sin embargo, basta detenerse unos instantes para que recubra el rostro, el cuerpo, las manos. Hay que moverse sin cesar para sacudir esa lluvia de ceniza y quizá sea esta la causa de que el mundo esté agitado.

-¿Calcular nuestras oportunidades? ¿Para qué? No se juega contra Dios.

-Inventamos la vida en vez de vivirla.

-Pero desgraciadamente nuestra sociedad está conformada de una manera que la felicidad parece siempre sospechosa.

-Tienes la vocación de la amistad. Cuida que no se transforme en pasión. De todas, es la única que no se puede curar.

-Bendito sea aquel que preservó de la desesperación un corazón infantil.

-Una miseria que ha olvidado hasta su nombre.

-¡La palabra de Dios es un hierro candente! Y usted, que la enseña, desearía asirla con pinzas, por miedo a quemarse, no la cogería a puñados, ¿verdad?

-Pretendo simplemente que cuando el señor saca de mí, por azar, una palabra útil a las almas, la conozca por el daño que me hace.

-La palabra se hace pequeña con los pequeños.

-Nosotros calculamos demasiado, ese es el mal.

-La piedad es como un animal, un animal al que puede pedirse mucho, pero no todo. El mejor perro puede volverse rabioso. La piedad es poderosa y voraz. No se por qué la representan siempre un poco llorosa, un poco tonta. Pero en realidad es una de las mayores pasiones del hombre.

-Pero a Dios no le gusta que toques su justicia y su cólera es demasiado fuerte para nosotros, pobres diablos.

-No la mires más que el tiempo justo y no lo hagas nunca sin rezar (SOBRE LA INJUSTICIA).

-Dios no desprecia nada.

-El demonio de la lujuria es un demonio mudo.

-¡Está siempre tan cerca lo ridículo de lo sublime!

-Se dan casos de reblandecimiento del cerebro. El del corazón es mucho peor…

-¿Qué sabemos del pecado? Los geólogos nos enseñan que el suelo, que nos parece tan firme, no es realmente mas que una delgada película sobre un océano de fuego líquido y siempre hirviente, como la capa que se forma sobre la leche pronta a hervir… ¿Qué espesor tiene el pecado? ¿Hasta qué profundidad habría que cavar para hallar la veta de azur?

-Pero una cosa es sufrir la injusticia y otra aceptarla voluntariamente.

-Un alma débil no puede escapar a sus tentaciones.

-Su mirada un poco vaga, huidiza, tiene esa expresión tan emocionante para mí de los seres habituados a la incomprensión.

-¡Qué poco sabemos lo que es en realidad una vida humana! Ni siquiera la nuestra. Juzgarnos por lo que llamamos nuestros actos es acaso tan vano como juzgarnos por nuestros sueños…

-La curiosidad feroz de los demonios, su espantosa solicitud por el hombre es mucho más misteriosa…¡Ay, si pudiéramos ver con los ojos del ángel, a estas criaturas mutiladas!

-La experiencia, ¡ay!, nos enseña que existen desesperaciones infantiles. Y el demonio de la angustia, según creo, es un demonio impuro…

Anuncios

LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES XII


LA VIDA SEGÚN LOS AUTORES TEATRALES

SHAKESPEARE

-Si hay pocas palabras, no se han de gastar: si alientan dolor, alientan verdad.
Ricardo II

-El consejo llega demasiado tarde donde voluntad y razón combaten.

-El fuego violento muy pronto se consume. La llovizna se prolonga, la tormenta es breve.

-Cuando lucha un ángel, los hombres perecen.

-El sabio no se sienta a lamentar sus penas, sino que al punto evita el camino del lamento.

-Morir luchando es muerte matando muerte; vivir temiéndola es vivir servilmente.

-Cuanto más claro está el cielo y más relumbra, más horribles son las nubes que lo surcan.

SÓFOCLES

Edipo rey.

-El que no tiene temor ante los hechos tampoco tiene miedo a la palabra.

SAMUEL BECKET

ESPERANDO A GODOT

-Primero mira si está vivo, si está muerto no merece la pena golpearle.

-El día brilla por un instante y luego otra vez la noche.

-¿Habré estado durmiendo mientras los otros sufrían?

-En el fondo del agujero, ensoñadoramente, el enterrador prepara sus herramientas. Hay tiempo para envejecer. El aire está lleno de nuestros gritos. Pero la costumbre los acalla.

-Todos nacemos locos. Algunos siguen siéndolo.

-¡Cómo pasa el tiempo cuando uno se divierte!

-¿Verdad Didi que siempre hay algo que os da la sensación de existir?

-¿Y si nos ahorcáramos?
¿Con qué?
¿No tienes un trozo de cuerda?
No
Entonces no podemos
Vámonos.
Espera, tenemos mi cinturón.
Es demasiado corto
Tú me tiras de las piernas
¿Y quién tira de las mías?
Es verdad.
De todas formas déjame ver. Yo creo que puede servir, pero ¿será fuerte?
Vamos a ver. Toma.
No vale.
¿Dices que tenemos que volver mañana?
Si.
Entonces nos traemos una buena cuerda.
Eso es.
Mañana nos ahorcaremos a no ser que venga Godot.
¿Y si viene?
Entonces salvados.
¿Entonces nos vamos?
Súbete los pantalones.
¿Qué?
Súbete los pantalones.
¿Que me quite los pantalones?

LA VIDA VISTA POR LOS ESCRITORES XI


LA VIDA VISTA POR UMBRAL

MIS PARAÍSOS ARTIFICIALES

-Nadie se ve vivir a sí mismo y el escritor menos que nadie.

-Afirmaba Ortega que el hombre solo se mueve por razones líricas.

-La juventud es tan independiente y díscola que está llena de influencias.

-El niño triste y soñador, miedoso y solo no se redime nunca.

-No se muere de una vez, sino que se va muriendo por edades y llega una edad en que uno es un cónclave de difuntos.

-En la vida es inevitable traicionar al niño. En el arte se le puede salvar y conservar. Por eso el arte es sagrado.

-Yo creo que la vida, que tiene un espíritu burlón, y que es irónica ante todo, no es que no nos dé nada sino que siempre nos da otra cosa, y no la que queríamos o esprábamos.

-El caso del hombre al que la vida no ha dado nada, es, literariamente un caso vulgar, inválido, de folletín. El caso del hombre a quien la vida ha dado lo que no le pedía es ya un fino caso de buena novela psicológica.

-La amistad nace como primera emoción social. El hombre sabe ya para siempre que vivirá entre los hombre.

LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES X


 

 

LA CONDICIÓN HUMANA

MIGUEL DE UNAMUNO

Melancolía del que recuerda futuros días de dolor.

THOMPSON,JIM

1280 ALMAS

¿No somos todos relativamente inanimados, George? ¿De cuánta libertad disponemos? Se nos controla por todas partes, nuestra estructura física, nuestra estructura mental, nuestro pasado; se nos moldea a todos en su sentido concreto, se nos determina para desempeñar cierto papel en la vida y, George, lo mejor es jugarlo, llenar el agujero como mierda quiera usted decirlo, porque si no se derrumbarán los cielos y se nos caerán encima. Lo mejor es hacer lo que hacemos porque si no, ocurrirá que nos lo harán a nosotros.

Creo que me refiero principalmente a que no puede haber infierno personal, porque no hay pecados individuales. Todos son colectivos, George, todos compartimos los de los demás y los demás comparten los nuestros. O quizá, George, quiera decir que yo soy el Salvador, el Cristo en la Cruz que ha bajado a Pottsville porque Dios sabe que aquí me necesitan, y que voy por el mundo haciendo buenas obras para que la gente sepa que no tiene nada que temer, porque si se preocupan por el infierno no tendrán necesidad de buscarlo. Santo Dios, esto parece sensato, ¿no, George? Quiero decir que el deber no corre totalmente a cargo del individuo que lo acepta, tampoco la responsabilidad. Quiero decir que, bueno, George, ¿qué es peor? ¿El tipo que hace saltar una cerradura o el que llama al timbre?

SILLITOE,ALAN

LA PUERTA ABIERTA

Nunca se puede conocer a nadie a menos que uno pueda convertirse en los demás, y aun así no lograría conocerlos mejor de lo que ellos se conocen a sí mismos, o de loque cualquiera es capaz de conocerse a sí mismo.

Los impulsos son las ruedas dentadas de la acción.

RÍe y el mundo rÍe contigo pero llora y te mueres solo.

LA CONDICIÓN HUMANA SEGÚN PROUST

PROUST,MARCEL

ACONTECIMIENTOS

Todo acontecimiento es como el molde de una forma particular y sea cual sea, le impone a la serie de hechos que ha venido a interrumpir y parece deducir, un dibujo que creemos el único posible porque no conocemos al que pudo sustituirlo. Pag. 104 Albertina

AMOR
Las dos mayores causas de error en nuestras relaciones con otro ser son, tener uno mismo buen corazón o bien querer a ese otro ser. Uno ama por una sonrisa, por una mirada, por unos hombros. Eso basta; entonces, en las largas horas de esperanza o de tristeza, se fabrica una persona o compone un carácter. Y cuando más tarde frecuenta a la persona querida, ya no puede, por cruel que sea la realidad enfrentada, quitarle ese carácter bueno, esa naturaleza de mujer que nos quiere, al ser que tiene esa mirada, esos hombros, como no podemos cuando envejece quitarse su rostro primitivo a una persona que conocemos desde joven. Pag 127 Albertina

CAMBIAR LAS COSAS

Uno cree que cambiará las cosas a su alrededor, de acuerdo a nuestro deseo; lo creemos porque fuera de ello no vemos otra solución favorable. No pensamos en la que se produce más a menudo y que también resulta favorable: no llegamos a cambiar las cosas de acuerdo a nuestro deseo, pero poco a poco cambia nuestro deseo. ALBERTINA PAG 43

CELOS .
Es asombroso cómo los celos, que pasan el tiempo haciendo pequeñas suposiciones en el error, tienen poca imaginación cuando se trata de descubrir la verdad. Pag 25 Albertina

PLAGIO
El plagio humano al que les resulta más dificil escapar a los individuos ( y aun a los pueblos que perseveran en sus faltas y las agravan) es el plagio de si mismo.

EXPERIENCIA

Pero lo que se llama experiencia no es más que la revelación lpara nuestros ojos de un rasgo de nuestro carácter que reaparece naturalmente y con tanto más vigor cuanto que ya lo pusimos a la luz una vez para nosotros mismos, de modo que el movimiento espontáneo que nos guiara la primera vez se ve reforzado por todas las sugestiones del recuerdo.

DESEO.-

…La búsqueda de la felicidad en la satisfacción del deseo moral era algo tan candoroso como la empresa de alcanzar el horizonte caminando hacia él. Mas avanza el deseo y más se aleja la verdadera posesión. De manera que si el sufrimiento o por lo menos la ausencia de sufrimientos puede ser hallado, no es la satisfacción, sino la reducción progresiva, la extinción final del deseo lo que debe buscarse. Uno trata de ver lo que ama y debería tratar de no verlo, mas sólo el olvido acaba por lograr la extinción del deseo. ALBERTINA HA DESAPARECIDO Pag 42.

Se desea más a la persona que va a entregarse; la esperanza anticipa la posesión; pero el arrepentimiento también es un amplificador del deseo. Pag 99

LA MEMORIA

Los vínculos entre un ser y nosotros sólo existen en nuestro pensamiento. La memoria, al debilitarse, los afloja y a pesar de la ilusión que desearíamos nos engañara y con la que por amor, por amistad, por cortesía, por respeto humano, por deber, engañarnos a los demás, existimos solos. El hombre es el ser que no puede salir de sí mismo, que sólo conoce a los demás en sí y miento al decir lo contrario.. ALBERTINA PAG 42

Porque a menudo sólo es mucho después que queríamos enterarnos de qué actitud tuvo una persona en un momento en que no le prestamos ninguna atención y que más tarde, cuando pensamos de nuevo en nuestra conversación, iluminaría una dificultad punzante. Pero en nuestra memoria hay una laguna, no hay rastros de ello. Y muy a menudo, no le hemos prestado bastante atención, en elmismo momento, a las cosas que ya podían parecernos importantes; no hemos oído bien una frase, no hemos anotado un gesto o bien los hemos olvidado. Y cuando más tarde, ávidos de descubrir una verdad remontamos de deducción en deducción, hojeando nuestra memoria como una antología de testimonios, cuando llegamos a esa frase, a ese gesto, imposible recordarlo, volvemos a empezar veinte veces elmismo trayecto pero inútilmente: el camino no va más lejos. Albertina Pag 105

Pero como mi recuerdo sólo evocaba momentos de ella, exigía volver a verla tal como ya no lo hubiera sido si viviese; lo que quería , era un milagro que satisficiese los límites naturales y arbitrarios de lamemoria que no puede salir del pasado. Pag 107 Albertina.

LOS NERVIOS

Se dice y es lo que explica el debilitamiento progresivo de ciertas afecciones nerviosas, que nuestro sistema nervioso envejece. Eso no es verdad únicamente para nuestro yo permanente, que se prolonga durante toda la duración de nuestra existencia, sino para todos nuestros yo sucesivos, que en resumen lo componen en parte. Albertina pag 300

EL OLVIDO

Asi como hay una geometría del espacio, hay una psicología del tiempo, en que los cálculos de la psicología plana ya no serían exactos porque no se tendrían en cuenta el tiempo y una de las formas que reviste, el olvido; el olvido cuya fuerza comenzaba a sentir y que resulta un instrumento tan poderoso de adaptación a la realidad porque destruye poco a poco en nosotros el pasado sobreviviente que está en constante contradicción con ella. Pag 154

LOS MUERTOS

No es porque estén muertos los demás que se debilita nuestro afecto por ellos, es porque nosotros mismos vamos muriendo. Pag 199.

MAS ALLÁ

Y cuentas hechas, aun para una misma muerta, ¿está uno seguro de que la alegría que causaría enterarse de que sabe ciertas cosas equilibraría el espanto de pensar que las sabe todas? ; y por sangriento que resulte el sacrificio, ¿no renunciaríamos a veces a conservar después de su muerto como amigos a los que hemos amado por temor a que también fueran nuestros jueces?. Pag 105

SUFRIMIENTO
No se cura un sufrimiento sino a condición de soportarlo plenamente. Pag. 133 Albertina.

LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES IX


 

EL TIEMPO Y OTROS ASPECTOS DE LA VIDA

Para mi el pasado no cuenta. Ni el presentetampoco, o tal vez comouna pequeña franja de sombra en el borde del porvenir. ¡El porvenir!

El pasado es endiabladamente tenaz, muchacho.

La infancia es la sal de la tierra. Si ella se debilita el mundo será muy pronto podredumbre y gangrena. Podredumbre y grangrena –repitió alzando la voz.

Bernanos. Monsieur Ouine.

CHANDLER,RAYMOND
PLAYBACK
..Tampoco puedo imaginarme un cielo presidido por un benevolente personaje con larga barba blanca conocido localmente como Dios. Son concepciones absurdas propias de mentes inmaduras. Pero no se debe uno oponer a las creencias religiosas de ningún hombre, por tontas que sean.Claro que yo no tengo motivos para suponer que iré al cielo. La verdad es que me parece bastante aburrido. ¿Por otra parte, ¿cómo puedo imaginarme un infierno en el que un niño muerto antes del bautismo ocupa la misma degradante posición que un asesino a sueldo o un comandante de campo de concentración nazi o un miembro del Politburó? ¡Qué extraño que las mejores aspiraciones del hombre, a pesar de ser un sucio animalillo, y sus mejores acciones, su gran y desprendido heroísmo, su constante valor diario en un mundo cruel…, qué extraño que estas cosas sean mucho mejores que su destino en esta tierra! Debe de haber una explicación razonable. No me diga que el honor es simplemente una reacción química, ni que el hombre que deliberadamente da su vida por otro no hace más que seguir una pauta de conducta. ¿Cree que Dios se siente feliz al ver las convulsiones de un gato envenenado en plena calle? ¿Cree que Dios se siente feliz al ver una vida tan cruel y observar que sólo los mejores sobreviven? Si Dios fuera omnipotente y omnisciente en el sentido literal de la palabra, ni siquiera se habría molestado en crear el universo. No hay éxito sin posibilidad de fracaso, no hay arte sin la resistencia del medio.; ¿Acaso es una blasfemia afirmar que Dios tiene sus días malos cuando nada va bien, y que los días de Dios son muy, muy largos?

CLARKE, ARTHUR C.

FUENTES DEL PARAíSO

-Nadie puede luchar contra temores que le han sido implantados en su nacimiento y durante la primera infancia.

CONRAD, JOSEPH

EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS

No, es imposible; es imposible transmitir la sensación de vida de una época cualquiera de la propia existencia; lo que le confiere veracidad y significado, su esencia sutil y penetrante. Es imposible. Vivimos igual que soñamos: solos .

La mente del hombre es capaz de cualquier cosa, porque está todo en ella, tanto el pasado como el futuro.

[Img2=][/Img2]

DOSTOIESKI

RELATOS

El hombre dÉbil de corazón no puede estar solo. libro Relatos 2.- La patrona.

La libertad no está hecha para los corazones pusilánimes.

Los celos son un vicio por eso resultan tan ridículos. Pag 421

En el caso de la generosidad, por ejemplo, si a uno le cogen un poquito de lo que es suyo, y lo consiente, acaba por darlo todo.

¿Para qué vivir, viejo, siempre atormentado por tristes pensamientos? Lo único que se consigue con ello es enfermar del corazón. ¡A los malos pensamientos los engendra la tristeza, y ellos a su vez engendran sólo tristeza; el que es feliz no piensa en nada.

Mala señal es que uno empiece a recordar el pasado –observó el viejo, pensativo-. Lo que pasó es como el vino que se ha bebido. ¿Qué valor tiene la felicidad pasada? Ropa usada, se la quita uno, y en paz.

HERMANOS KARAMAZOF

Inmortalidad
-Ivan, ¿hay una inmortalidad por pequeña y modesta que sea?
No, no la hay.
-¿Ninguna?
-Ninguna.
-Es decir, ¿un cero absoluto o una partícula?. ¿No habrá una partícula?

GREEN,GRAHAM

EL PODER Y LA GLORIA

-Siempre hay un momento en la infancia en que se abre la puerta y deja penetrar el futuro.

Si Dios fuera igual que un sapo uno podría librar de ellos al mundo; pero ya que Dios era como uno mismo, no servía de nada estropear la figura de dios sería preciso suicidarse entre las sepulturas.

AL REVÉS DE LA TRAMA.-

-En quince años la amabilidad de un rostro es desplazada por la experiencia.

Tenía una vaga idea de que si postergamos suficientemente las cosas, la muerte termina por arrancárnoslas de las manos.

Para un ser humano hay que apurar toda la copa. Si un día uno tiene suerte o no se atreve a beber ya se la presentaran otro día.

-Las mentiras son para los jóvenes. Tienen toda una vida de verdades para regenerarse.

-Todos nosotros estamos resignados a la muerte; es a la vida a la que no nos resignamos.

-La inocencia debe morir joven, si no se quiere que mate el alma del hombre.

-En la niñez estaba el germen de todos los recelos. Se burlaban de uno con crueldad y después uno hacía lo mismo con los otros. Se perdía el recuerdo de los sufrimientos causando dolor a los demás.

-Si su Dios quería un mundo adulto debió darnos un cerebro adulto.

LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES VIII


EMOCIONES Y SENTIMIENTOS

BALZAC-PAPÁ GORIOT

Los sentimientos quedan impresos en todas las cosas y atraviesan los espacios. Pag 156

¿Acaso no es el sentimiento el mundo de nuestros pensamientos?. Pag 205

La esperanza es una memoria que desea.

Si hay naturalezas tiernas en las que se alojan las ideas, siendo asoladas por ellas, existen también naturalezas constitucionalmente fuertes y cráneos como murallas de bronce contra los cuales se quiebran las voluntades de los demás. Y existen asimismo, esas naturalezas flojas y algodonosas en las que las ideas ajenas vienen a perderse como en la tierra reblandecida por la lluvia Pag 136

Lo que los moralistas denominan como los abismos del corazón humano son únicamente los decepcionantes pensamientos, los involuntarios movimientos del interés personal. Pag 155

Entregándose durante el camino a esas esperanzas aturdídamente locas que hacen de la vida de los jóvenes un algo tan repleto de emociones. En tales momentos, no se calculan ni los obstáculos ni los peligros. Ven en todo el éxito, poetizan sobre su futuro con la imaginación y se sienten desdichados ante la frustración de proyectos que no son realidad más que en su deseo desenfrenado. Si los jóvenes no fueran ignorantes y tímidos, el mundo social sería imposible. Pag 90

Si bien el corazón humano suele hallar reposo al subir las cuestas del afecto, raras veces le es permitido detenerse en la rápida pendiente de los sentimientos del odio. Pag 60

Quizá porque sea propio de la naturaleza humana el hacer que lo soporte todo aquel que todo lo sufre por humildad, por debilidad o por indiferencia. Pag 54

BERNANOS, GEORGES

MONSIEUR OUINE

-¡Ojalá te sea dado conocer la piedad antes que la experiencia del hastío haya envenenado el manantial ¡Pag 25.

-¿No encuentras tú que la gente parece mirar la vida de lejos, desde abajo, sombrero en mano, como a un monumento? ¿Comprendes lo que quiero decirte? Palacio, catedral, museo o simplemente cuartel de policía, caja de ahorros, según el gusto de cada cual. La vida para nosotros no debe ser un término, sino una presa. Y no una sola, sino millares y millares de presas, tantas como horas. Y no era ninguna, antes de la última, la última de las últimas, esa que siempre se nos escapa, ¡cuic!. Una cosa que se mueva, y tú saltas encima. Y hecho esto, con tal de que te apoderes del animal, ¿qué importa que sea por maña o por fuerza? Puedes perseguirla o esperarla, acecharla, tirar cuando esté quieta u oculta, atraparla en su guarida. O pillarla al pasar, como una trucha, contra corriente, que se traga el anzuelo. “Yo te enseñaré –me dijo él.- a llenar la hora que pasa”. Pag 54.

Los nervios no pueden gran cosa, sábelo, contra un hombre que está de pie. Y acuérdate de esto también: ni los niños ni las mujeres debían reír nunca; hay una malicia en la risa; un veneno. Pag 32

Lo difícil, sabe usted, es solamente tener piedad de uno mismo. Pag 67

Todos los nerviosos son niños, verdaderos críos. Pag 71

Un vicioso es siempre idealista Pag 72.

La inocencia, señor, es una enfermedad propia de la madurez… Por lo menos, no adquiere sino en esa edad su plena y perfecta maleficencia. Pag 151

Porque no hay tal desdicha de los hombres, señor cura, sino aburrimiento, hastío. Nadie, nunca, ha compartido el hastío de los hombres y guardado su alma al mismo tiempo. El hastío del hombre arrambla con todo, señor cura, podría ablandar la tierra. Pag 153

El secreto de los miserables, señor, es cosa que no vencen ni la curiosidad ni el amor. Se manifiesta por sí mismo a quien se calla. Pag 156

La última desgracia del hombres es que hasta el mismo mal le aburre Pag. 159

LA VIDA SEGÚN LOS ESCRITORES VII


ENFERMEDADES DEL ALMA-VICIOS MORALES-CARÁCTER

BALZAC

EL LIRIO EN EL VALLE

..Pues parece que las enfermedades morales tienen apetitos, instintos y tratan de aumentar el espacio de su imperio como un propietario desea aumentar sus posesiones. Pag 66

Usted acepte de los demás lo menos posible, para no convertirse en vasallo de nadie, no dependa más que de sí mismo. Pag 132

…La soledad moral produce los mismos efectos que la soledad material, y así como el silencio permite apreciar los más ligeros ruidos, la costumbre de recogerse uno en sí mismo desarrolla la sensibilidad de tal modo, que puede distinguir los menores matices del afecto que se nos profesa. Pag 135.

Tienen las almas nobles cierta especie de pudor que les impide exteriorizar sus sufrimientos, cuya extensión ocultan a los que aman, por un sentimiento voluptuoso de caridad. Pag 157

…Durante la juventud las malas cualidades del hombre están refrenadas por la sociedad, detenidas en su vuelo por las pasiones y dominadas por el respeto humano; pero más tarde, en la soledad y en la edad madura, esos pequeños defectos se manifiestan tanto más terribles cuanto más largo tiempo han estado oprimidos. Pag 158.

Las monomanías bien caracterizadas no son contagiosas, pero, cuando la demencia reside principalmente en la manera de apreciar los asuntos y se oculta bajo discusiones constantes, pueden ocasionar verdaderos estragos. Pag 160

Es grande la idea que ha tenido la religión romana al imponer a los cristianos deberes que cumplir cada día, porque la repetición de actos conservan la esperanza y el temor. Pag 178

Los sufrimientos morales no son absolutos: están en razón de la delicadeza de las almas… Pag 196

Porque la modestia de la vida obscura tiene ventajas indudables que, una vez experimentadas, hacen insoportable el brillo de la constante exhibición Pag 179.

El hombre se compone de materia y de espíritu; la animalidad termina en él, y en él también empieza el ángel. De ahí la lucha que todos sostenemos entre el destino futuro que presentimos y los recuerdos de instintos anteriores, de los cuales no nos hemos separado por completo; entre el amor carnal y el amor divino. Hay hombres que resumen ambos amores en uno solo, hay oros que se abstienen; éste pasa revista a todo el sexo, buscando la satisfacción de apetitos anteriores; aquél lo idealiza en una sola mujer, a la que reduce el universo; unos flotan indecisos entre las voluptuosidades de la materia y las del espíritu, otros espiritualizan la carne pidiéndole lo que no puede dar. Pag 185.

PAPA GORIOT

Introducción. Cita de una carta de Balzac a la señora Berny en julio de 1822.
Creo que moriré de pesar el día que reconozca mis esperanzas como imposibles de realizar… La calma y el silencio que requiere el ejercicio intelectual tienen un no sé qué de dulce, de embriagador: son como el amor. El ejercicio del pensamiento, la búsqueda de las ideas, las contemplaciones tranquilas de la ciencia nos prodigan inefables delicias, indescriptibles, como todo lo que participa de la inteligencia, cuyos fenómenos son invisibles para nuestros sentidos exteriores. Por eso nos encontramos siempre obligados a explicar los misterios del espíritu por comparaciones materiales.
La esperanza es una memoria que desea.

Quizá porque sea propio de la naturaleza humana el hacer que lo soporte todo aquel que todo lo sufre por humildad, por debilidad o por indiferencia. Pag 54

Si bien el corazón humano suele hallar reposo al subir las cuestas del afecto, raras veces le es permitido detenerse en la rápida pendiente de los sentimientos del odio. Pag 60

Entregándose durante el camino a esas esperanzas aturdidamente locas que hacen de la vida de los jóvenes un algo tan repleto de emociones. En tales momentos, no se calculan ni los obstáculos ni los peligros. Ven en todo el éxito, poetizan sobre su futuro con la imaginación y se sienten desdichados ante la frustración de proyectos que no son realidad más que en su deseo desenfrenado. Si los jóvenes no fueran ignorantes y tímidos, el mundo social sería imposible. Pag 90

Si hay naturalezas tiernas en las que se alojan las ideas, siendo asoladas por ellas, existen también naturalezas constitucionalmente fuertes y cráneos como murallas de bronce contra los cuales se quiebran las voluntades de los demás. Y existen asimismo, esas naturalezas flojas y algodonosas en las que las ideas ajenas vienen a perderse como en la tierra reblandecida por la lluvia Pag 136

Lo que los moralistas denominan como los abismos del corazón humano son únicamente los decepcionantes pensamientos, los involuntarios movimientos del interés personal. Pag 155

Los sentimientos quedan impresos en todas las cosas y atraviesan los espacios. Pag 156

¿Acaso no es el sentimiento el mundo de nuestros pensamientos?. Pag 205