UN DÍA EN LA VIDA DE UNA FAMILIA VANTIANA II


UN DÍA EN LA VIDA DE UNA FAMILIA VANTIANA, PROGRAMA HOLOVISIVO EN DIRECTO DEL CANAL EDUCATIVO
LOCUTOR

-Buenos días, amados vantianos. Buenos días a los que han dormido y se han despertado. Buenas noches a los que aún no se han acostado. Buen sueño a los que aún siguen dormidos.

Para los que están desayunando, más ocupados en llenar sus ahítos estómagos, que en observar la holovisión, decirles, por si ponen la oreja, que este es el canal educativo, el preferido de nuestro amado “H”, la niña de sus múltiples ojos virtuales. No, por favor, no cambien, si se acaban de enterar que tenían la holovisión sintonizada a este canal. Esta mañana les tenemos preparado un programa especial que durará todo el día y buena parte de la noche. Hemos conseguido ser invitados a la casa de una familia vantiana y seguiremos sus pasos o sus descansos a lo largo de las horas que nos quedan.

Les habla su locutor preferido, Amirnido, para servirles en todo lo que deseen. Ya saben que pueden interactuar con nosotros a través del mundo virtual especialmente diseñado para nosotros por el gran Omostron, solo superado por la genialidad del bueno de “H”. Por si hay entre ustedes algún alienígena que haya podido superar la cuarentena diseñada por HDM-24, nuestra inteligencia artificial, que ya saben fuera creada por nuestro científico genial, por nuestro particular profesor chiflado, el bueno de Helenio de Moroni, quien en su intento 24 logró lo que nadie había logrado hasta el momento, que una inteligencia artificial no solo pensara, sino que también sintiera y que fuera autosuficiente y libre y pudiera servir a la especie omeguiana mejor que ellos mismos, con más altura de miras, con más generosidad y sensibilidad. Fue ella, milenios más tarde, la que nos protegió del ataque de los noctorianos, el planeta guerrero más sanguinario de este cuadrante galáctico, y diseñó un escudo de rayos omeguianos que detectan y aniquilan a toda nave que intenta acercarse sin permiso. Por eso estamos en cuarentena, debidamente protegidos, como ya saben, y si no lo saben ya pueden inscribirse en los cursos de historia omeguiana diseñados por “H”, porque de otra forma no veo cómo van a lograr su propia casa cuando crezcan, si son niños, o cuando decidan formar su propia familia o comuna, o lo que deseen, si son jóvenes y emprendedores. Necesitan créditos, muchos más de los que pueden conseguir visualizando este canal educativo, que no son pocos.

Pero dejémonos de prolegómenos, prefacios, preludios e introducciones y vayamos al grano. Conmigo están como siempre nuestros asesores favoritos, el doctor Noir, sociólogo y estadístico; nuestra muy querida doctora señorita Livia Urdoza, especialista en historia omeguiana práctica y cotidiana; así como nuestro admirado biólogo, químico, físico, alquimista y especialista en el estudio de la materia y de la energía, doctor Mirseini. Quedan por llegar nuestra sexóloga favorita, nuestro genio en inteligencia artificial, discípulo de Helenio de Moroni, en décima generación, así como otros muchos asesores, todos ellos de carne y hueso, porque una de las características de nuestro canal es la de no utilizar los perfectos hologramas diseñados por “H” y en los que se encarna habitual y cotidianamente para servirles a todos ustedes, omeguianos privilegiados. Como bien saben “H” tiene múltiples disfraces y aparece en sus vidas de múltiples formas, todas perfectas, sensibles y generosas, pero nosotros no queremos depender de una inteligencia artificial factótum, deseamos servirnos a nosotros mismos, protagonizar nuestra vida y nuestra historia, aunque no seamos tan perfectos y aunque aquí se forme de vez en cuando alguna saludable trifulca. Con permiso de HDM-24 todos los que trabajamos en este canal somos de carne y hueso, salvo emergencia o necesidad perentoria o error u omisión. Y estamos muy orgullosos de ello.

Como lo estamos de nuestra intrépida reportera, Alirina, quien ya se encuentra en casa de nuestra familia vantiana desde hace días, preparando este programa.

-Saludamos a nuestra intrépida reportera. Buenos días Alirina, chica casi divina.

-Para intrépido nuestro director Amirnido, quien se encuentra pegado a su sillón ergonómico que hasta le hace cosquillas cuando se nota anquilosado. Buenos días intrépido Amirnido. Y por cierto que no soy casi divina soy realmente divina, descendiente de los dioses del Olimpo que nos visitaron a bordo de su fantástica nave espacial cuando este planeta aún no había salido de su prehistoria. Soy descendiente, vía directa, del Mesías de Omega, aquel generoso comandante que sacrificó su vida para que los dioses que visitaban por primera vez este planeta fueran aceptados…

-En efecto, así es, y nuestra hermosa Alirina es divina por genética y por encanto. Pero toda la historia que nos estabas contando la dejamos para la semana que viene, donde tendremos un programa especial de historia omeguiana dedicado al Mesías de Omega, el maravilloso personaje que nos catapultó desde la prehistoria a la modernidad. ¿Puedes decirnos si hay actividad en la casa, si alguien se ha despertado ya? ¿Y en otro supuesto hablarnos de la familia que nos ha acogido tan gentilmente y de la actividad que has estado desarrollando estos días?

-En efecto, intrépido Amirnido, soy hermosa, soy un encanto y mucho más inteligente que tú, por genes y por estudios. Pero no voy a ponerte en tu sitio, tiempo habrá. Nuestros telespectadores estarán ansiosos por saber de esta familia, vecina suya, que fue elegida en el casting por ser la única que se presentó, y lo hizo, al parecer porque su hija mayor, Hermione, quiere conseguir créditos para obtener una nueva casa, donde fundar una nueva familia con su novio Afloblos, y esta ha sido la razón y no otra por la que estamos aquí. Pues no, nadie en esta casa se ha despertado, y eso que son las nueve de la mañana de un día maravilloso, soleado, cielo despejado…

-Muy bien, muy bien, Alirina, vamos a dejar la climatología para nuestra bella climatóloga la doctora Nocturnalia, quien por cierto tampoco ha venido aún, y cuéntanos sobre esta familia vantiana que no es típica pero tampoco atípica, que no es numerosa pero tampoco reducida, que no es muy activa, como vemos, pero que tampoco es tan extravagante como otras familias que conocemos.

-En efecto Amirnido, todas tus colaboradoras somos más bellas que tú, lo que no es difícil, y mucho más inteligentes, lo que no tiene mérito, y cierto que mi familia es extravagante, no lo voy a negar, por si lo decías por ella, que sí sé que lo hacías, pero no es como la tuya, que ni es familia ni es “ná”. Y vamos a dejar estas viejas reyertas de género que una vez formaron parte de nuestra mísera historia como especie planetaria, lo mismo que el racismo, la xenofobia, la desigualdad de la mujer, la lucha por la libertad sexual, de género y transgénero, la violencia psicótica, las patologías adictivas, la injusta distribución de la riqueza y etc etc. Porque estamos aquí y ahora, en el año 20.001 de la era mesiánica, 15.501 de la era moroniana, mes de luxmáxima, día primero de la semana de veintiún días, diseñada por nuestra amada inteligencia artificial, que no es masculina como tú piensas, Amirnido, sino femenina y que no se llama “H” sino Helena. Y paso a describirte la composición y relaciones de nuestra familia de acogida, y ruego no ser interrumpida porque esto llevará un tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.